Piden abrir la piscina y el camping de Casavieja

E.Carretero
-

Empresarios y profesionales del sector servicios de esta localidad critican las decisiones adoptadas por el equipo de gobierno, al que solicitan que adopte medidas para atraer el turismo, actividad "crucial" para la economía de este municipio

Un grupo de empresarios y profesionales del sector servicios de Casavieja se ha unido bajo las siglas de AsemCasavieja con «la firme intención de contribuir a reflotar la economía de nuestro pueblo» y «para dar respuesta a la inacción del equipo de gobierno» local y a las, a  su juicio, «desafortunadas medidas que se han tomado» por  parte de la alcaldesa, Pilar Díaz Nevado, y la teniente de alcalde, María Raquel Sierra Sierra, «en perjuicio del municipio y en especial durante la crisis del covid-19».
Así, defienden desde esta plataforma que «tras los duros meses de confinamiento, con un comportamiento ejemplar de los vecinos y un gran esfuerzo por parte de los comerciantes para reforzar las medidas de seguridad», el Ayuntamiento «ha tomado decisiones erróneas, ha adolecido de previsión, de preparación y de información, llegando tarde y de manera insuficiente a las soluciones y tirando por tierra todo ese trabajo». Lamentan de hecho que «lejos de ayudar a nuestro sector» las decisiones adoptadas por el equipo de gobierno han «perjudicado gravemente a la recuperación económica, al fomento del turismo, que es motor de esta economía, y al cuidado y desarrollo responsable y sostenible del entorno natural que constituye el principal encanto de nuestro pueblo y que ha caído en el abandono más absoluto durante estos últimos meses».
Se refieren, por ejemplo, desde AsemCasavieja a la decisión del Ayuntamiento de no abrir la piscina municipal, «una de las más amplias y extensas de todo el Valle del Tiétar», decisión que según este grupo de empresarios está basada «únicamente en los elevados gastos de puesta en marcha y en las presuntas responsabilidades en caso de rebrote del covid-19», algo «completamente injustificado con la normativa de aforos y medidas propuestas por la Junta de Castilla y León». También critica este grupo ciudadano «el abandono de espacios turísticos esenciales del municipio como el Camping, el área recreativa de la Piscina Natural, el área recreativa Fuente Helecha o los parques y juegos infantiles municipales del casco urbano». Además, prosiguen, «a diferencia de otros municipios», desde el Ayuntamiento «no se han realizado llamamientos en positivo al potencial visitante ni ninguna oferta atractiva», echando en falta de hecho que desde el Consistorio se ‘venda’ un «verano diferente, con una oferta ambiciosa, variada y necesaria».
Lamentan además los integrantes de esta plataforma la falta de facilidades para los hosteleros para la ampliación de sus terrazas y veladores, «retrasando los plazos de contestación de sus solicitudes y poniendo trabas por sistema para esquivar la toma de decisiones». «Lejos de facilitar y agilizar trámites, hacer accesibles las ayudas y subvenciones estatales y autonómicas y fomentar con incentivos la actividad económica del municipio, han dedicado su mandato a la denegación y demora de licencias, retrasos en los trámites administrativos y dejación de sus responsabilidades», aseguran desde esta agrupación vecinal que ha solicitado formalmente la apertura de la piscina municipal, «crucial para la economía de un pueblo que basa gran parte de su riqueza en el turismo vacacional», así como el acondicionamiento y apertura del Camping Municipal, de las áreas recreativas y la mejora en cartelería y señalización. Así mismo han solicitado que se invierta en actividades culturales y se realice una campaña de imagen y llamamiento al visitante.