scorecardresearch

La CHD organiza un plan de expertos en restauración fluvial

J.M.M.
-

El encuentro, que se celebra en Arévalo, se enmarca dentro del Proyecto LIFE - IP Duero

La CHD organiza un plan de expertos en restauración fluvial

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), organismo autónomo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha organizado un Panel de Expertos en restauración fluvial en Arévalo. El encuentro, que tendrá lugar ayer y hoy, se enmarca dentro del Proyecto LIFE - IP Duero que coordina el organismo para una ordenación de los recursos hídricos de la cuenca a través de soluciones innovadoras, sostenibles, participativas y exportables al resto de las cuencas hidrográficas.

Durante las jornadas, los expertos realizarán diversas visitas de campo a la zona para conocer las medidas que se están llevando a cabo para mejorar la conectividad fluvial. Entre ellas destaca la eliminación del azud del Molino de Don Álvaro de Luna, en el río Adaja. Se trata de un azud fuera de uso de aproximadamente 55 metros de longitud y 3,8 de alto.

Otros ejemplos de estas actuaciones son las descanalizaciones llevadas a cabo en el río Zapardiel, en las localidades de Lomoviejo y Tordesillas, en las que se ha reconectado de nuevo al río con tramos de su antiguo cauce. Con la recuperación del antiguo trazado las comunidades biológicas que le son propias, ocuparán de nuevo su espacio, pero también se logra así la reconexión del río con sus vegas, en las que se desarrolla una importante actividad socioeconómica.

Asimismo, se ha recuperado la llanura de inundación y la sinuosidad de estos cauces, típicos de los ríos de llanura, eliminando más de la mitad del tramo de motas en el río Zapardiel, ocupando las plantaciones actualmente unos 70 km lineales a lo largo de los cauces del Zapardiel y Trabancos.

Por otra parte, la renaturalización de estos cauces y la recuperación del espacio fluvial redundan en una mayor protección frente a inundaciones, una necesidad acuciante en determinados puntos del río Arevalillo, en el que los fenómenos de inundación de zonas urbanas son recurrentes. Con esta actuación se ha dotado al río de suficiente espacio a la vez que se eliminan estructuras obsoletas como algunos azudes problemáticos, disminuyendo la altura del agua en las crecidas y por tanto, aumentando la protección frente a inundaciones.

El proyecto LIFE IP DUERO comenzó su andadura en 2018 y tiene una duración prevista de 9 años, por lo que finalizará en el año 2027, coincidiendo con el siguiente ciclo de planificación.