scorecardresearch

Pablo VI se suma a un proyecto UE de innovación educativa

D.C
-

Representantes de instituciones de España, Francia, Bélgica y Grecia se reúnen en Ávila durante tres días para coordinarse

Pablo VI se suma a un proyecto UE de innovación educativa

Se inauguró este lunes en Ávila un congreso de formación del proyecto europeo INPAD, una iniciativa de innovación educativa de la que forma parte el Colegio diocesano Pablo VI, junto a otras seis instituciones y centros educativos de cuatro países de Europa (España, Francia, Bélgica y Grecia). Esta jornada de formación, de tres días de duración, está organizada por el colegio abulense, en colaboración con los organismos asociados del programa Erasmus+ en el que se incluye.

Pablo Martín Pascual, director del colegio Pablo VI, manifestó que este proyecto de la Unión Europea de diseño participativo en las escuelas, «a través de una serie de colaboradores en toda Europa, nos ayuda a la internacionalización de nuestra educación aquí en Ávila y nos mete dentro de las dinámicas y los proyectos de la UE», además de que «nos permite hacer una avanzadilla en el ámbito educativo desde nuestros colegios, colaborando con otras instituciones, no solamente educativas sino también de arquitectura, de diseño y de participación ciudadana», con el deseo de que «sea un bien para nuestros colegios y para toda la ciudad».

Javier Álvarez, project manager del Pablo VI en el proyecto, explicó que «Inpad trata de lograr un diseño participativo en colegios», esencialmente a través del «desarrollo de una metodología innovadora para el diseño del espacio público dentro y alrededor de los centros educativos». Este «proyecto participativo», siguió, «proporcionará a los colegios herramientas para implementar el diseño participativo y, por extensión, integrar el proceso participativo en su currículo».

En esencia, resumió, la iniciativa «consiste en involucrar a todos los agentes de la comunidad educativa y a las autoridades locales y municipales en el desarrollo del diseño participativo, que no es solo dentro de las aulas como un espacio vivo de creación y de aprendizaje sino también en los alrededores, llevándolo a criterios de sostenibilidad y de medioambientabilidad».

Llevado a la práctica, continuó explicando, «el diseño participativo conlleva una elaboración de creación de esos espacios de aprendizaje, comenzando en los espacios en los que los alumnos están viviendo y conviviendo, viendo cómo se adecúan a las nuevas tecnologías y a los nuevos cambios educativos, para que ellos sean agente participativo y activo durante todo su proceso de enseñanza-aprendizaje»; una vez llevada a cabo esa parte, siguió, «se empiezan a construir relaciones institucionales con diferentes entes que puedan colaborar, y ahí comenzamos por las familias de los centros, luego sigue el propio colegio con la formación a los profesores, y después pasamos a entes más globales como pueden ser el Ayuntamiento, la Policía Local o la Policía Nacional, para ir haciéndoles diferentes proyectos en los que los alumnos vayan sintiéndose más partícipes de decisiones democráticas y elaborando proyectos de esa creación de espacios o de utilización de los que están alrededor del colegio».

Durante los tres días que dure el encuentro, adelantó Álvarez, «se trabajará en la formación de todo el profesorado europeo y español implicado y luego habrá una parte que haremos en los alrededores y en el propio colegio con un taller sobre cómo desarrollar el diseño participativo en las aulas y en los alrededores del colegio Pablo VI». En paralelo con esa actividad formativa, «los socios nos coordinaremos para llevar a cabo las siguientes herramientas que Inpad ofrece, que son una plataforma en abierto con todas las herramientas que el profesorado necesita para llevar el diseño participativo; finalmente, iremos a un compendio de buenas prácticas con todos los pasos que se deben dar para lograr un diseño participativo en las escuelas».