scorecardresearch

Ya no se aprende en casa

SPC
-

Castilla-La Mancha crea una escuela de pastores, que se une a otras muchas que se distribuyen por todo el país. El relevo generacional es escaso y las nuevas vocaciones necesitan formación

Ya no se aprende en casa

Aunque la fama se la lleva la de Salamanca, realmente fue Palencia la sede de la primera universidad que existió en España. El rey Alfonso VIII de Castilla, en 1212, levantó en esta ciudad el Studium Generale, el originario centro de estudios superiores en el que daban clase reputados maestros franceses, italianos y de otros países europeos. Es decir, llevamos ya 900 años con centros de formación en los que se impartían lecciones sobre muy diversas materias. Sin embargo, es difícil imaginar que en la época de la batalla de Las Navas de Tolosa se enseñara a pastorear en ninguno de estos lugares; ni en Palencia, ni en Salamanca ni en Valladolid, por citar algunas universidades de las que comenzaron a funcionar allá por el siglo XIII.

Durante muchos siglos, las labores del campo -agricultura y ganadería- se mamaban. Los chavales aprendían desde pequeños todo lo necesario para, una vez llegados a la edad adulta, poder ganarse la vida con el ganado, valga la redundancia, que les legaban sus progenitores, si tenían suerte. A nadie se le pasaba por la cabeza crear una escuela para enseñar unas habilidades que los interesados podían adquirir en casa echando a la vez una mano a la economía familiar. Pero los tiempos cambian.

Desde hace ya bastantes décadas los hijos de los ganaderos (y de los agricultores) tienden a abandonar sus pueblos para buscar una vida, en principio, más cómoda en las ciudades. Sin embargo, hay personas que, aunque se han criado alejadas de este oficio, sienten la vocación de trabajar en el campo, de ganarse las lentejas con la cría de animales. Pero se encuentran con un problema: ¿cómo se cuida un rebaño de ovejas? Sin posibilidad de aprenderlo en casa, meterse en esta profesión a ciegas es un suicidio económico y para ofrecer esa formación necesaria están floreciendo por toda España las escuelas de pastores.

La última de ellas es la que ha puesto en marcha la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha. Este centro formativo, que arranca este año con 13 cursos, nace con un programa específico para que sus alumnos conozcan, entre otras, materias de manejo de pastos, zootécnicas y de sanidad animal, así como prácticas respetuosas con el medio ambiente. Se trata de enseñanzas incluidas dentro de las acciones de transferencia de conocimientos e información del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020.

Esta nueva Escuela de Pastores de Castilla-La Mancha, independientemente de que se coordinará desde el centro de formación de Las Pedroñeras (Cuenca), tendrá también un carácter itinerante, de manera que cada curso se podrá realizar en una ubicación diferente del territorio de esta comunidad que cuente con un sector ganadero en el que la figura del pastor tenga un lugar importante en la gestión de los sistemas de producción extensivos.

Para este año se ha programado dos actividades en Albacete, de carácter presencial y 25 horas de duración cada una de ellas, bajo los títulos 'Nociones básicas de producción en explotaciones ganaderas de ovino/caprino (reproducción, ordeño, alimentación)' y 'Pastoreo y manejo de pequeños rumiantes'. En el caso de Ciudad Real, se van a celebrar tres: 'Curso teórico-práctico del manejo, alimentación y ordeño de pequeños rumiantes', de 30 horas; 'Nociones básicas de producción en explotaciones ganaderas de ovino/caprino (reproducción, ordeño, alimentación)', de 25 horas; y 'Pastoreo y manejo de pequeños rumiantes', de otras 25 horas de duración.

En el caso de la provincia de Cuenca y Guadalajara acogerán dos cursos por provincia, el de 'Nociones básicas de producción en explotaciones ganaderas de ovino/caprino (reproducción, ordeño, alimentación' y 'Pastoreo y manejo de pequeños rumiantes', ambos de 25 horas. Y la provincia de Toledo es la que más cursos va a acoger, hasta un total de cuatro. Además del de 'Nociones básicas de producción en explotaciones ganaderas de ovino/caprino' y el de 'Pastoreo y manejo de pequeños rumiantes', también albergará el 'Curso de capacitación para la explotación de ganado caprino raza murcianogranadina' -20 horas de duración- y el 'Curso de capacitación para la explotación de ganado ovino raza manchega', de otras 20 horas.

 

Otras escuelas de pastores.

La del Castilla-La Mancha abre sus puertas este año, pero otras llevan ya tiempo funcionando en muchos lugares de España. Algunas están auspiciadas por la administración y otras son de carácter privado, pero todas pretenden lo mismo: emplear ese pilar de nuestra sociedad que es la educación para mejorar el manejo del ganado de manera que pueda ofrecer más rendimiento al ganadero y más beneficios al resto de la sociedad. La pionera fue la Artzain Eskola en Arantzazu (Guipúzcoa), en el caserío Gomiztegi (gomiztegi.eus/?lang=es), que arrancó en 1997; ofrece un curso intensivo en ovino-caprino lechero de 900 horas y también formación continua en materias como adiestramiento de los perros pastores, manejo del rebaño, elaboración y afinado del queso o patologías y reproducción del ganado, entre otras muchas.

En La Estiva (valle de Chistau, Huesca, escueladepastoreo.com) consideran a la ganadería extensiva como una herramienta transformadora que dirige las comunidades hacia modelos de vida más sanos y ecológicamente más responsables; imparten una formación eminentemente práctica y sobre el terreno, atendiendo a los ritmos naturales, la climatología, los ciclos de la cabaña ganadera y sus tiempos, diferenciando el ovino del vacuno.

A caballo entre la Sierra de Guadarrama madrileña y los Picos de Europa asturianos se encuentra la escuela Campo Adentro (escueladepastores.es), un proyecto colectivo y entidad sin ánimo de lucro que surge en 2010 promoviendo estrategias culturales para un medio rural vivo, combinando la producción cultural y agroganadera; tratan de mantener y reforzar a los pastores que se mantienen en activo al mismo tiempo que trabajan para transmitir los saberes tradicionales de esos pastores hacia el resto de la sociedad, en concreto hacia aquellas personas interesadas en emprender una actividad pastoril renovada.

La Escuela de Pastores de Extremadura (Castuera, Badajoz, escuelapastores.com) es un espacio para la oferta de formación específica para profesionales del sector ovino, desde el ganadero al restaurador, incluyendo los diversos sectores de transformación de sus productos (queso, lana, carne de cordero) y también para nuevas iniciativas que puedan surgir alrededor. Pero también un espacio para que el sector ovino que muestre a la sociedad la importancia que tiene este tipo de ganadería en régimen extensivo en una gran parte del medio rural de nuestro país desde un punto de vista social, económico y medioambiental.

Estas son solo algunas de las iniciativas que se pueden encontrar por toda España para mantener el saber acumulado por los pastores durante siglos y dar una oportunidad a quienes quieren conservar este ancestral y necesario oficio.

ARCHIVADO EN: Castilla-La Mancha