"Mi vocación de servicio nació en Correos!

M.M.G.
-

Nuestras conversaciones en el Lienzo Norte nos acercan hoy a un rostro muy conocido en Ávila: el de Pepe Gómez Úbeda, amante de la cultura, la literatura, el teatro y el Camino de Santiago, del que se enamoró hace unos cuantos años.

"Mi vocación de servicio nació en Correos! - Foto: Isabel García

En su Documento Nacional  de Identidad pone que nació en Ávila en 1950 y que se llama Juan José Gómez Úbeda. Pero es más que probable que la gran mayoría de los abulenses (porque le conocen muchos) estarán descubriendo  esto último ahora. Porque para la gran mayoría es sencillamente Pepe. O Pepote, sobrenombre del que más adelante les explicaremos el origen. 
Y el Pepe le va como anillo al dedo. Es un nombre sencillo, directo, familiar, sin grandes pretensiones. Como lo es él. Pese a ser una de esas personas que con su labor desinteresada contribuye a hacer ciudad.
Nuestras conversaciones en el Lienzo Norte nos sirven para descubrir a ese señor de pelo blanco y algo alocado que igual te encuentras en lo alto de la Muralla que en el albergue de peregrinos. Que nunca para. Que es capaz de licenciarse en Geografía e Historia por la UNED. Y que acumula en la cartera que cuelga de su hombro cientos de proyectos en marcha y otros tantos pendientes de realizar.
Ahora, jubilado de su condición de funcionario de Correos, tiene más tiempo para ello. «Mi entrada en Correos fue algo vocacional», comienza recordando sus primeros pasos laborales, que dio siguiendo el camino marcado por su padre. «Mi vocación de servicio nació, pues, en Correos y ahora la desarrollo en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago».

¿Qué es lo primero que le viene a la cabeza sobre Ávila?
Silencio. Como el famoso refrán ‘Ávila, la ciudad en la que se escucha el silencio’.

¿Qué es lo que más le gusta de Ávila?
La luz del atardecer. Sobre todo en el albergue de peregrinos del Camino de Santiago, desde donde se ven unas puestas de sol espectaculares. El sol rebota en la Muralla y parece que está encendida.

¿Y lo que menos?
¿Tengo que decir algo? 

Un lugar de la ciudad para perderse.
La plaza de la Catedral. Enrealidad todo el casco antiguo.Sobre todo en los meses raros, los que van de noviembre a febrero, en los que no ves a nadie por la calle.

Un recuerdo de su infancia.
Me acuerdo del rodaje de la película ‘Orgullo y Pasión’, tendría yo nueve años, pero tengo el recuerdo de ir con mi padre donde estaba el cañón. Veíamos la Muralla de corcho. Y tengo el recuerdo de los tres actores. Cary Grant y Sofía Loren se iban todos los días a un hotel a ElEscorial. Pero Frank Sinatra se quedaba en Ávila y paseaba por el Rastro. Y me acuerdo de verle por allí.

Un personaje abulense que le haya marcado.
Pues Isabel de Castilla y Teresa de Ahumada. Siempre hago hincapié en las leyendas en que Teresa de Ahumada fue Doña Teresa de Ahumada hasta que funda el convento de San José. Me gusta este personaje, esa niña de 21 años que llega a La Encarnación. Y me interesa también mucho el de Isabel de niña. Una niña que no se educó para ser reina. Me interesan mucho los personajes de niños.

El mayor cambio que necesita Ávila es …
Si soy normal, la industria. O algo para que los jóvenes no se marchen, aunque suene a tópico.

Y que tiene que mantener …
Que lo que tenga lo tenga de calidad y no tenga que envidiar nada a nadie. Tiene que tener  la suficiente fuerza turística para que se mantenga. Ávila tiene un mercado que es Madrid. Tiene que ser el pozo del que Ávila chupe.

¿Qué le parece la ciudad hoy en día?
Desde mi punto de vista, Ávila está cambiando estéticamente constantemente. Y ha crecido mucho. Aunque en el interior es una pena ver el casco urbano, que está muy abandonado. Falta vida. 

¿Cómo ve la ciudad en el futuro?
Quiero ser optimista. Pero aquí nos llevan años prometiendo cosas que no se cumplen, por los motivos que sean. Nos venden muchas cosas, las compramos con ilusión, pero... Ávila tiene el problema de la comunicación

¿Qué puede aportar a la ciudad?
Entusiasmo y compromiso.
Lea la entrevista completa en la edición impresa.



Las más vistas