scorecardresearch

La nueva subestación de Vicolozano costará 4 millones

P.R.
-

La obra tiene un plazo de ejecución de diez meses, por lo que se espera que la nueva instalación pueda estar para el próximo verano

La Junta de Castilla y León ha adjudicado a través del Instituto para la Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León la ejecución de las obras de la subestación eléctrica del polígono industrial de Vicolozano II por un importe de 3.977.000 euros. El plazo de ejecución de la obra son diez meses, confirmaba el delegado territorial, José Francisco Hernández Herrero, quien es decisión de la Junta dotar de esta infraestructura clave para un polígono que la necesitaba y que «una vez que se firme el acta de replanteo tendríamos la  oportunidad de dotar de estos servicios a empresas que ya se han intersado por este polígono en su fase II». 

Esta infraestructura eléctrica permitirá dotar de energía al polígono de Vicolozano II que tiene una extensión de más de 431.600 metros cuadrados de suelo empresarial. La obra se incluye dentro del plan parcial y del convenio de colaboración entre I-DE Redes eléctricas Inteligentes (antes Iberdrola Distribución Eléctrica) y el ICE para la electrificación del polígono, lo que permitirá asegurar el fluido eléctrico y el crecimiento del tejido empresarial e industrial en Ávila.

Se trata de una actuación preferente que ha asumido la Junta de Castilla y León dentro del Plan territorial de Fomento, que tiene una aportación económica de la Junta de Castilla y León de 26 millones de euros.

La Junta de Castilla y León la Junta de Castilla y León adquirió  700.000 metros cuadrados de terreno para ampliar este polígono. «Es un paso claro por la industrialización de Ávila, por la mejora del acceso al empleo de los ciudadanos abulenses», señalaba el delegado tereritirial que reconocía que la mesa de contratación «se ha dilatado un poco más de lo que nos hubiera gustado, pero ya en el día de hoy se ha producido la adjudicación y posterior ejecución en el plazo de diez meses».

Suministro.La subestación eléctrica es uno de los proyectos destacados dentro del Plan Territorial de Fomento y ha sido muy demandada desde los diferentes grupos políticos pero especialmente por los empresarios por esa necesidad de potencia eléctrica para que se puedan asentar nuevos proyectos industriales y también mejorar los que ya existen. Para su puesta en marcha se han ido dando diferentes pasos, entre ellos los necesarios de forma interna para poder sacarlo a licitación. Después, desde la Junta de Castilla y León, a través de su Consejo de Gobierno, se autorizó la inversión cercana a los cuatro millones de euros para poder hacerlo realidad. El último paso  hasta ahora había sido la licitación de las obras el pasado mes de abril, lo que supone que en estos meses se ha estado trabajando en la adjudicación, un proceso que aún es necesario rematar para conocer la empresa que se encargará de las obras y se pueda poner a trabajar. La puesta en marcha de la subestación combina la implantación de sistemas de 45 y 15 kv y dos transformadores. Estos últimos se ubicarán en el exterior mientras que las celdas blindadas estarán en edificios prefabricados. Se han previsto, como edificios, un conjunto integral de alta tensión, dos de media tensión y uno prefabricado de hormigón para albergar la sala de control y comunicaciones. Las edificaciones se disponen de forma consecutiva, con el edificio de control como el más próximo a la puerta de acceso y además se cuenta con espacio libre de reserva por si hay que ampliar.