El Ávila Auténtica arranca perdiendo

Área 11
-

Los abulenses pagaron caro sus 22 pérdidas de balón y acabaron cayendo en la cancha del Universidad de Valladolid en el estreno de la Liga

El Ávila Auténtica arranca perdiendo - Foto: David Castro

Univ. valladolid (12+14+24+16): Burgoa (15), Herreros (2), López, Martínez (18) y Gago (9). También jugaron: Cano, Heras (2), Cagigas, Sierra (7), González (8), Pescador (5) y Padrones.
Ávila Auténtica (19+11+18+15): Roberts (7), Janssens (12), Bak (6), Sánchez (12) e Izquierdo (8). También jugaron: Martín, Morchón (1), Wanliss (11), Tebar (2) y Pérez (4).
Árbitros: Rodríguez Pérez y Gallego Saldaña. Sin eliminados.
Parciales: Primer cuarto: 12-19; descanso: 26-30; tercer cuarto: 50-58 y final: 66-63.
INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón universitario Fuente de la Mora.

Las pérdidas de balón acabaron condenando a un Ávila Auténtica El Bulevar en el estreno de la temporada. Aunque comenzó ganando gracias a su acierto en el tiro, acabó sucumbiendo ante un rival mas equilibrado.
No comenzaron bien las cosas para Ávila Auténtica El Bulevar, que en los primeros compases del encuentro se dejó llevar por los nervios y la precipitación, perdiendo hasta dos balones ante la presión de los locales, lo que facilitó que Universidad de Valladolid colocase el 5-0 en el luminoso. Cinco puntos consecutivos de Sánchez, con espectacular asistencia de Izquierdo incluida, igualaban el marcador antes de que la cosa fuese a mayores (5-5). Pero lo cierto era que a Valladolid se le veía mas seguro sobre la cancha y después de que los locales volviesen a escaparse en el luminoso (10-5), el técnico visitante movía el banquillo en busca de soluciones, ordenando a los suyos defender con mayor contundencia para intentar frenar, al menos, las pérdidas de balón (llegaron con seis los abulenses al ecuador del primer cuarto) .
Funcionaron los cambios, y a 1’53’’ para el final del primer cuarto los visitantes se ponían por primera vez por delante en el marcador (12-13). Janssens por fin había calentado la muñeca y seis puntos consecutivos suyos elevaron la renta visitante hasta el 12-17 (minuto 9). Una ventaja que los abulenses aún conseguían ampliar para entrar en el segundo cuarto con siete puntos de renta (12-19).
Pero Universidad de Valladolid no iba a bajar los brazos y en el segundo cuarto los locales ajustaron su defensa, creándole de nuevo muchos problemas a un Ávila Auténtica El Bulevar que volvía a perder balones, fallaba canastas y veía como el conjunto vallisoletano firmaba un parcial de 5-0 que encendía de nuevo las alarmas.
Movía el banquillo el preparador visitante que trataba de buscar una reacción como la del primer cuarto. Pero esta vez no llegó y aunque Ávila conseguía frenar la sangría de puntos y el choque se igualaba, lo que no podía evitar era que los locales clocasen el 22-23 a falta de cuatro minutos para el descanso.
Un triple de Sánchez y una canasta de Janssens volvían a dar aire a los abulenses (22-28, minuto 18), una ventaja que, sin embargo, no conseguían mantener hasta el ecuador del encuentro (26-30).
Tras el descanso Universidad Valladolid continuó creciendo, aprovechando, sobre todo, las perdidas de balón de su rival para darle la vuelta el electrónico en apenas un minuto y medio (33-31). A partir de ahí el juego se igualó al máximo y el partido se convirtió en un continuo ir y venir con alternancias en el luminoso. Aunque Ávila Auténtica El Bulevar conseguía, a falta de 2’23’’ para el final colocarse con cuatro puntos de renta, la alegría duró poco y en el tramo final los universitarios volvían a darle la vuelta al marcador para entrar en el cuarto decisivo con una renta mínima de dos puntos (50-48).
Ya en el cuarto decisivo, los locales aumentaron su presión defensiva y generaron muchos problemas a un Ávila que, aunque había conseguido frenar sus perdidas de balón, tenía muchos problemas para encarar el aro contrario. El marcador se movía con cuenta gotas, pero era el equipo local el que sacaba ventaja de ello para mantenerse por delante en el luminoso (56-53, minuto 34). Wanliss asumía la responsabilidad y conseguía igualar el encuentro a cinco minutos del final (56-56). Sin embargo, un triple de los locales a cuatro minutos del final acabaría siendo definitivo (59-56). Y es que a partir de ahí, pese a todos los esfuerzos del cuadro abulense, Valladolid fue siempre por delante en el marcador hasta acabar haciéndose con la victoria, aunque no sin sufrir hasta el pitido final.