scorecardresearch

La muestra de escultura de E. Sánchez 'cierra' tras el verano

D.C
-

La 26 piezas que expuso desde junio al aire libre en Gil García, su localidad natal, han recibido numerosas visitas y han tenido una gran aceptación

La muestra de escultura de E. Sánchez ‘cierra’ tras el verano

Después de todo el verano expuesta al público, convirtiendo el pequeño casco urbano de la localidad de Gil García en un museo al aire libre en el que el arte escultórico se fundía con la naturaleza inmediata, la exposición de esculturas de Emilio Sánchez, artista natural de esa localidad del valle del Tormes, ha quedado desmontada, con la vista puesta en que el año próximo pueda volver a ser una realidad.

Emilio Sánchez recordaba a Diario de Ávila que han sido 26 piezas, realizadas fundamentalmente con madera que encuentra en los paseos que suele dar por el verde campo que rodea a Gil García, las que han dado contenido a esta muestra, una colección de imágenes que han sido visitadas y admiradas por numeroso público, «venido de muchos puntos diferentes de España».

Con el buen sabor de boca de haber conocido ese éxito, al que se suma el de la satisfacción que a él le ha dado primero crear esas obras «que conservan el espíritu de la naturaleza que rodea al pueblo» y luego poder mostrarlas, Emilio Sánchez decidió recoger todas esas obras «para protegerlas de las inclemencias del tiempo» y «hasta nuevas expectativas».

La exposición de este año ha sido la segunda que celebra en su pueblo, dando continuidad a un proyecto que nació el pasado año «un poco por casualidad, no como algo premeditado, ya que todo comenzó con la intención de hacer una serie de esculturas que mostrasen el espíritu de la naturaleza que rodea a Gil García… y al final se convirtió en una exposición».

De cada al año que viene no sabe aún Emilio Sánchez si dará vida a la que sería la tercera edición estival de este proyecto, aunque sí reconoce que «la gente que ha visto la exposición me ha animado mucho a seguir con él, porque le gustan las esculturas y porque consideran que ayuda a embellecer el pueblo… además de que coinciden mucho en valorar que esas piezas tienen el valor añadido de estar plenamente integradas en el entorno».