scorecardresearch

Concentración por un ferrocarril que está "en peligro"

B.M
-

Los comités de empresa de Adif y Renfe protestaron por los trenes suprimidos y la falta de personal que lleva a estaciones cerradas o falta de interventores y derivación a la empresa privada

Concentración por un ferrocarril que está "en peligro"

Los trabajadores del ferrocarril salieron a la calle con gritos de «por un ferrocarril público y social» para denunciar «el peligro» en el que está actualmente este servicio tanto por el empleo como por la frecuencia de trenes. Una situación que lleva a que no se hayan recuperado las frecuencias de antes de la pandemia pero también a estaciones y taquillas cerradas, falta de interventores o supresión de un servicio cuando no está el maquinista.

Félix Huete, presidente del comité de empresa de Adif en Ávila, explicó que tanto en Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) como en Renfe las vacantes que se generan debido a jubilaciones o bajas no se cubren. Esto esta derivando en «el cierre de estaciones, el incumplimiento de servicios, licitaciones a empresas privadas de servicios de mantenimiento y seguridad que tenían que ser con personal propio de Adif y, en personal de Renfe, la taquilla la tenemos cerrada la mayoría de los días, un tren se ha quedado en tierra y se ha tenido que transbordar al autobús por falta de maquinistas, trenes sin interventores... Es un desastre, en Ávila la situación está llegando a un lugar que es inaguantable».

Prácticamente es una «norma» que cuando faltan maquinistas se supriman trenes y en los servicios de intervención, «muchos días vas a Madrid y no hay interventores en los trenes», explicó. Y la taquilla, en la tarde del jueves iba a estar cerrada, igual que ocurre los fines de semana. 

En personal, «ahora mismo están todas las estaciones de la línea cerradas. Arévalo, que es una de las estaciones más importantes que tenemos en la provincia de Ávila, está sin venta de billetes desde hace un montón de tiempo y la empresa no toma medidas cuando nos dijo que iba a hacerlo. Se cierra indiscriminadamente en turnos de mañana, tarde y noche cuando eso hace años era una cosa que no lo podíamos imaginar», insistió.

Esto lleva a pensar en qué personal sería necesario y, según el balance que han realizado, hay en torno a 35 vacantes, solo en Adif. Y en Renfe «la plantilla de maquinistas actualmente es uno cuando antes eran diez», lo que hace que estén viniendo maquinistas de Madrid para cubrir los gráficos de Ávila con el coste que supone, además de la parte de la taquilla cerrada. «Hacen falta por lo menos otras cuatro o cinco personas para cubrir el gráfico de servicios en las condiciones idóneas en los dos puestos de trabajo que tienen que estar», insistió Huete.

A toda esta situación hay que unir que no se han recuperado las frecuencias de trenes de antes de la pandemia. Sus demandas pasan principalmente por los trenes de las 6,55 (llega a las 8 a Madrid), 8,40 y 11 horas, que aseguran que son los que exigen los ciudadanos de Ávila «para llegar a sus puestos de trabajo en condiciones».

Respecto al número de trabajadores actual, aunque hace unos años en Adif había más de un centenar, actualmente están en torno a unos 60 «con tendencia a disminuyendo debido a las bajas que se están produciendo por jubilaciones» teniendo en cuenta que la media de edad está en 58 ó 59 años y que todos los años se van entre tres y cuatro personas, por lo que creen que va a llegar « un momento en que va a peligrar el ferrocarril y la seguridad».

Y junto a ello, la falta de mantenimiento, que lleva a que ahora se «está contratando a la empresa privada» al no haber gente suficiente. 

Aseguró Félix Huete que siguen en contacto con administraciones y ayuntamientos, reclamando a la empresa, y verán futuras acciones, aunque lo que se pide es «la unión de la sociedad abulense y los partidos políticos para que se tomen medidas en un asunto que es grave para la ciudadanía. El ferrocarril en Ávila esta en peligro». Llaman a la participación de cualquier movimiento que haya en defensa del ferrocarril (como el convocado el día 14), porque es un servicio «de todos».

Ypor ello reclaman la intervención de los políticos «porque a la empresa se lo estamos demandando tanto en los comités generales como provinciales de Adif y Renfe y nos hacen caso omiso». 

Ypor ello reclaman la intervención de los políticos «porque a la empresa se lo estamos demandando tanto en los comités generales como provinciales de Adif y Renfe y nos hacen caso omiso». Ávila está sin trenes y sin personal.