'Caminantes', terror a través del móvil en el Camino

Agencias
-

La plataforma Orange TV estrena hoy esta nueva producción española dirigida por Koldo Serra y ambientada en la navarra Selva de Irati

'Caminantes', terror a través del móvil en el Camino

La mitología esotérica del Camino de Santiago juega un papel «crucial» en la trama de Caminantes, una serie de terror creada por José A. Pérez Ledo que se empieza a emitir hoy en Orange TV y que ha sido rodada por el cineasta Koldo Serra utilizando teléfonos móviles.
La producción apuesta como principal recurso narrativo por la técnica del «metraje encontrado» que popularizaron películas como El proyecto de la bruja de Blair o la saga REC en España y le inyecta un plus de actualidad con un ritmo intenso y un lenguaje directo y sencillo que bebe de las redes sociales.
Rodada en Vizcaya pero ambientada en la Selva de Irati (Navarra), sus protagonistas son una pandilla de veinteañeros, los jóvenes pero experimentados Daniel Ibáñez, Alexandra Pino, Carlos Suárez, Songa Park y Lucas Miramón, con ganas de diversión que se embarcan juntos en la aventura del camino, sin sospechar de las terroríficas amenazas que se les vienen encima.
«No son solo un grupo de chavales corriendo por el bosque, jugamos con la mitología del Camino de Santiago», explica Pérez Ledo, guionista, escritor, director de televisión y conocido tuitero.
«Mucha gente no lo sabe pero el camino es precristiano, en la época de los celtíberos había un componente mágico, los peregrinos de entonces seguían lo que llamaban el camino de las estrellas e iban a Finisterre a encontrarse con la muerte», añade.
Hasta ahí puede leer sin desvelar nada indeseado de la trama que transcurre paralelamente en el presente, a través de los móviles de los protagonistas, y en los informativos de hace 20 años, en los que se habla de un sospechoso «virus» que afecta a las mujeres embarazadas.
Son ocho episodios cortos, de unos 20 minutos de duración. La idea es que puedan verse tanto de forma independiente a través del móvil como de un tirón en una pantalla más grande.
«Los hábitos de consumo están cambiando en los últimos tiempos», apunta Serra. «Hay un estudio por ahí que dice que la gente joven solo puede mantener la atención en un producto audiovisual durante 10 minutos seguidos, y se está tendiendo a ir a ese tipo de duraciones».
Sin embargo, a su juicio, no hay que llevarse las manos a la cabeza por eso. «Además de ver vídeos en móviles, los jóvenes sorprenden y también ven películas en casa, pueden convivir las dos cosas», opina y cita como ejemplo Defensa (Deliverance, 1972) de John Boorman, uno de los referentes que han manejado en esta serie y que algunos de sus actores ya habían visto.
ritmo y narrativa. Más «miedo», aseguran ambos, les dan las nuevas funciones que están incorporando algunas plataformas para poder ver las series aceleradas. «Para generar suspense tienes que crear un ritmo y una narrativa, si aceleras por dos, eso se pierde, no entiendo el mérito de ver una serie en la mitad de tiempo», apunta el director de Gernika o El bosque de las sombras.
Al principio la idea era que fueran los propios actores quienes grabaran, pero en los ensayos vieron que era complicado que mantuvieran al mismo tiempo la atención en la interpretación, así que es el propio Serra el que va pegado a su vera, teléfono en mano, en cada plano secuencia.
«Era un experimento, no sabíamos cómo iba a quedar y me ha sorprendido mucho la calidad, hoy día los móviles graban en 4k y puedes añadir unas ópticas alucinantes», describe.
Producida junto a 100 Balas (The Mediapro Studio), Caminantes es la primera serie española de la plataforma Orange TV, que en los últimos meses está reforzando su apuesta de ficción y ha estrenado ya otras dos coproducciones: el thriller psicológico The head, dirigido por Jorge Dorado y con Álvaro Morte en el reparto; y la policíaca Kosta, coproducida con Finlandia.
Sobre la trama, Pérez Ledo subraya el hecho de que haya un virus e incluso una situación de confinamiento y bromea sobre la capacidad de la ficción de adelantarse a la realidad. «Nunca sabes qué puede suceder, una de las cosas que he escrito que más éxito ha tenido es un podcast de ficción llamado El gran apagón, que se basa en que una tormenta geomagnética del sol provoca un fallo global de todos los satélites y equipos electrónicos del mundo», recuerda.
«Es un riesgo real», añade, «y si dentro de cinco años sucede algo así, supongo que alguien podría decir que hubo un podcast que lo predijo, como le ha pasado a Íker Jiménez con el coronavirus... Hombre, si te pones en lo peor todos los días de tu vida, tarde o temprano acertarás», concluye.