scorecardresearch
Jorge Pato

Teoremas y conjeturas

Jorge Pato


Peligro indefinido

14/03/2022

Entre las señales que podemos encontrar en nuestras carreteras se encuentra una de peligro que contiene en su interior un signo de exclamación, la que se conoce peligro indefinido. 
Pues bien, parece que se podría aplicar en muchos ámbitos de lo que acontece últimamente a nuestro alrededor, por ejemplo al pacto de gobierno entre el Partido Popular y Vox, que se nos ha vendido como una suerte de apocalipsis. Como bien dije en la columna que publiqué el día después de las elecciones autonómicas, al PP no le quedaba otra opción más que buscar el apoyo de Vox o incluirle en el gobierno. Lo que no entiendo es que haya gente que se lleve las manos a la cabeza. Mientras que un partido político esté reconocido legalmente es tan democrático como otro cualquiera, esto es más difícil de entender cuando se aplica partidos que quieren romper España o aquellos en los que están los asesinos de ETA, los que sembraron de cadáveres nuestro país durante años y que ahora reciben dinero del erario público para homenajear a aquellos que ejecutaron tiros en la nuca, detonaron coches bomba, secuestraron y extorsionaron; eso sí que es vomitivo, como también lo es que el gobierno de España esté cautivo en manos de los pactos con esa gentuza.
Por otro lado, la insistencia de Vox por querer sillones basada en el argumento de que se le tenía que tratar igual que a Ciudadanos era torticero, ya que en las anteriores elecciones el PP no había ganado las elecciones y en esta ocasión sí, una circunstancia que diferenciaba por completo ambos casos.
Pero lo que nadie se ha dado cuenta es que Vox, aunque parece que no se ha cedido en nada sí que lo ha hecho. Llevan años en los que se les ha llenado la boca diciendo que acabarían con el estado de las autonomías, que venían a eliminar las duplicidades y acabar con la vieja política.
Pues bien, en la primera ocasión que han tenido han cambiado principios por sillones.  No solo han pedido consejerías, también han pedido la presidencia de las Cortes. Pero es más cómodo ganar fuerza y poder usar todos esos puestos para tratar de afianzarse como partido político. Ahora le tocará a Vox retratarse en muchos asuntos y entonces veremos que el papel lo aguanta todo pero que los hechos no. A lo mejor los de Santiago Abascal siguen pensando que la Unión Europea debería dejar de existir, pues que lo planteen en estos tiempos en los que hemos visto que la Europa democrática tiene en la Unión Europea su mejor valedor, ya sea para tratar de frenar a dictadores de estilo hitleriano como Putin o para evitar que gobiernos incompetentes como el de España manejen la moneda de un país.
Gracias al Banco Central Europeo no hemos vuelto aquella época de devaluación de la peseta que algunos recordarán en los peores momentos de la crisis económica que, como no, protagonizaron también los socialistas. Comienza el tiempo de la toma de decisiones y ahí se verá si esta coalición de gobierno es buena o no, pero no nos dejemos engañar por aquellos que quieren darle tintes apocalípticos a lo que es, ni más ni menos, que la plasmación en el ejecutivo de lo que han expresado los castellanos y leoneses con sus votos en las urnas.