scorecardresearch

El «nuevo protagonismo» de las Doctoras de la Iglesia

J.M.M.
-

El Congreso 'Doctoras de la Iglesia y Patronas de Europa' culminó con la lectura de una misiva del Papa Francisco que fue leída por la rectora de la UCAV

El «nuevo protagonismo» de las Doctoras de la Iglesia

Con las palabras del Papa Francisco dirigidas a los organizadores y a los participantes del Congreso Internacional Interuniversitario 'Doctoras de la Iglesia y Patronas de Europa en diálogo con el mundo de hoy', leídas por la rectora de la Universidad Católica de Ávila, María del Rosario Sáez Yuguero, culminó este congreso celebrado en Roma, organizado por la UCAV en colaboración con la Pontificia Universidad Urbaniana y el Instituto de Estudios Superiores sulla Donna del Pontificio Ateneo Regina Apostolorum de Roma.

El pontífice, en su misiva (un «broche de oro» para el congreso como reconoció la rectora de la UCAV), quiso realzar el protagonismo que aún hoy en día siguen teniendo Teresa de Jesús, Catalina de Siena, Teresa de Lisieux, Hildegarda de Bingen, Teresa Benedicta de la Cruz y Brígida de Suecia, cuya vida y obra fue analizada en este congreso. Así, el papa aseguró que «la doctrina eminente de estas santas por la que han sido declaradas Doctoras de la Iglesia o Patronas de Europa cobra en estos tiempos un nuevo protagonismo por su permanencia, profundidad y oportunidad y ofrece luz y esperanza a nuestro mundo en las actuales circunstancias, tan fragmentado y falto de armonía».

Francisco siguió diciendo que «aún perteneciendo a épocas y lugares diversos, llevando a cabos misiones diferentes, todas tienen en común el testimonio de una vida santa. Dóciles al Espíritu por la gracia del bautismo recorrieron su camino de fe movidas no por ideologías mutables, sino por una adhesión inquebrantable a la humanidad de Cristo que permeaba sus acciones».

«También ellas se sintieron incapaces y limitadas en algunos momentos, 'mujercillas flacas' como diría Teresa de Jesús, ante una empresa que las superaba», siguió diciendo, y añadió: «¿De dónde sacaron la fuerza para llevarla a cabo sino del amor a Dios que llevaba su corazón?».

El Santo Padre, poniendo el ejemplo de Teresa de Lisieux, señaló que «pudieron realizar en plenitud su vocación, su caminito, su proyecto de vida. Un camino asequible a todos, el de la santidad ordinaria». 

Y recalcó que «la sensibilidad actual del mundo reclama que se devuelva a la mujer la dignidad y el valor intrínseco con que ha sido dotada por el Creador», al tiempo que destacó que «el ejemplo de vida de estas santas pone de relieve algunos elementos que diseñan esa feminidad tan necesaria en la Iglesia y en el mundo: fortaleza para arrostrar dificultades, su capacidad de lo concreto, una disposición natural para ser provistas en aras de lo más bello y humano: seguir el plan de Dios, y una visión clarividente del mundo y de la historia profética que les ha hecho sembradoras de paz y constructoras de futuro».

Finalmente, destacó su capacidad para sentirse «corresponsables en subsanar los pecados y miserias de su tiempo y contribuyeron a la misión de evangelización desde una plena sintonía y comunión eclesial». 

Tras dar lectura a esta carta, la rectora de la UCAV fue la encargada de cerrar el congreso mostrando su agradecimiento a todos los que lo han hecho posible.

segunda jornada. La segunda jornada del congreso se centró en las figuras de Brígida de Suecia, Catalina de Siena y Teresa Benedicta de la Cruz.

La primera de ellas fue abordada en un panel que llevó por título 'Brígida de Suecia: Profeta de Europa' y tuvo como ponentes a Alessandra Bartolomei Romagnoli, de la Pontificia Universidad Gregoriana y sor Maria Concetta Guidi, hermana de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida de Suecia, siendo moderada por Silvia Mas, de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

A continuación, Giulia Lombardi, del Centro Internazionale di Studi Cateriniani, y Bernhard Callebaout, del Instituto universitario Sophia, glosaron la figura de Catalina de Siena en el panel titulado 'Servir el bien común: la aportación de Catalina de Siena', que estuvo moderado por la profesora Giorgia Salatiello, de la Pontificia Universidad Gregoriana.

El congreso culminó con el panel titulado 'Por una "alianza educativa": Teresa Benedicta de la Cruz' en la que participaron la profesora Miriam Ramos, de la Universidad Católica de Ávila, el profesor Shahid Mobeen, de la Pontificia Universidad Urbaniana, haciendo las veces de moderadora Marta Rodríguez, del Instituto de Studi Superiori sulla Donna del Pontificio Ateneo Regina Apostolorum.