La memoria colectiva de Fontiveros

diariodeavila.es
-

Un grupo de fontivereños impulsan la publicación de un libro de fotografías antiguas del pueblo para que costumbres y rincones, algunos ya desaparecidos, no caigan en el olvido

La memoria colectiva de Fontiveros

Varios vecinos e hijos de Fontiveros, en su mayoría quintos de 1.948, están impulsando la publicación de un libro que recoja la historia gráfica del municipio desde finales del siglo XIX hasta el siglo XX. En la última reunión de trabajo ya se está dando forma a la obra, que además de hacer un recorrido fotográfico por la historia de Fontiveros estará apoyada con textos que amplíen la  información gráfica.
 El propósito es  plasmar en un libro, principalmente soportado por fotografías antiguas, hechos relevantes, importantes y que han marcado la vida de este pueblo, especialmente aquellos que muestren la vida cotidiana, las costumbres y la forma de vida sus habitantes.
A través de  fotografías aportadas por los vecinos de Fontiveros  se va a mostrar la vida en familia, en la escuela, las diferentes celebraciones religiosas o las fiestas locales, como sus ferias de Septiembre o las fiestas de los Quintos.  El libro también recogerá imágenes de los trabajos agrícolas y ganaderos, el comercio, además de todos los oficios y, por supuesto, estampas cotidianas de sus gentes. Una forma de vida que a día de hoy ha quedado extinta en muchos aspectos y que tan sólo podemos apreciar a través de estas testimoniales y valiosas estampas.
Este proyecto que lleva fraguándose desde hace tiempo es de vital importancia para perpetuar la historia diaria de esta época de Fontiveros. De no llevarse a cabo,  muchas de las fotos estarían abocadas a permanecer en el fondo de algún cajón, o desaparecer con las generaciones protagonistas de las mismas. En esta búsqueda ya  han salido a la luz documentos gráficos muy interesantes, como son imágenes datadas en el inicio de la historia de la  fotografía, cuyo soporte es metálico, otras  en las que se ven los primeros automóviles de la localidad o en las que se aprecian los antiguos soportales de la plaza. Las personas implicadas en este  proyecto colectivo siguen trabajando para localizar láminas en las que aparezca, por ejemplo, el desaparecido potro de herrar o  las diferentes fuentes a las que acudían a por agua los vecinos, el ganado o la matanza.

 

LEA LA NOTICIA AMPLIADA EN LA EDICIÓN IMPRESA