La fauna provoca 2.350 siniestros y daños en 25.000ht

SPC
-

Las provincias de Burgos y Soria superan el medio millar de incidentes, aunque las más afectadas en superficie son las de Soria, Palencia y Valladolid

La fauna provoca 2.350 siniestros y daños en 25.000ht - Foto: Rosa Blanco

La presencia de fauna salvaje en el campo, en especial de lobos, corzos y jabalíes, se ha convertido en los últimos tiempos en un verdadero quebradero de cabeza para los profesionales de la agricultura y de la ganadería, que piden soluciones urgentes para frenar los múltiples daños de los que están siendo víctimas. Estos perjuicios tienen nombre y apellidos, y según Agroseguro, en lo que va de año se contabilizan 2.350 siniestros registrados en 15.162 parcelas de la Comunidad, lo que ha afectado a un total de 24.470,62 hectáreas. Las organizaciones profesionales agrarias se reunirán hoy con la Consejería de Agricultura para abordar esta problemática que está dejando muchas pérdidas en el campo de Castilla y León. Teniendo en cuenta el número de siniestros, Burgos, con 543, es la más afectada este año, seguida de Soria, con 504, y de Palencia, con 362. Le siguen Valladolid (345), Zamora (219), León (167), Ávila y Segovia (75) y Salamanca (60).
La superficie también es muy variable en cuanto a los daños registrados. Según los datos facilitados por Agroseguro a la Agencia Ical, la provincia más afectada también es Soria, con casi 7.000 hectáreas, seguida de Palencia (4.475,02), Valladolid (4.152,33) y Burgos (3.509,72).
Ante esta situación, las organizaciones agrarias piden a la Junta que adopte medidas de forma inmediata para frenar los daños. Desde Asaja, su presidente en Castilla y León, Donaciano Dujo, considera que la Comunidad tiene «masivamente» presencia de lobos y, en general, de animales salvajes, que están provocando daños «muy cuantiosos» con pérdidas «millonarias». Desde la UCCL, Jesús Muñoz, advierte de que la fauna está «desbordando» al sector porque está provocando unos daños «increíbles». Por su parte, el secretario regional de UPA, Aurelio González, también alerta de la gravedad de esta situación pese a la norma por la que cotos y agricultores que sufren daños pueden pedir batidas «en cualquier momento». 
Además, la fauna no solo está provocando daños en el campo, sino que también ha aumentado el número de accidentes provocados por esta causa en las carreteras. Los siniestros de tráfico provocados por animales aumentaron más del doble en Castilla y León, hasta los 9.341 contabilizados el año pasado.


Las más vistas