scorecardresearch

"En 'Venom' se demuestra que no hay nada blanco o negro"

Juana Samanes
-

Polifacético. Se le conoce como director pero, sobre todo, como actor en películas de captura de movimiento con personajes que tienen mucho carácter

"En ‘Venom’ se demuestra que no hay nada blanco o negro"

Trasladar a la gran pantalla los personajes de Marvel de Venom: Habrá Matanza suponía una oportunidad que el director Andy Serkis no podía dejar pasar. Le interesó narrar como personajes como Eddie Brock, interpretado por Tom Hardy, y su simbionte Venom, dejaron libre, sin querer, a un terrorífico villano, el asesino en serie Cletus Kasady, interpretado por Woody Harrelson, y a su alter ego alienígena, Matanza.

¿Qué tenía de interés para usted adaptar al cine el cómic de Venom?

Este es el tipo de películas que más me gusta crear por muchas razones. La forma en la que están estructurados estos cómics y los personajes de ese universo que te permiten muchas cosas: momentos muy emotivos, aunque también mucho humor y acción. Porque con Venom no hay nada blanco o negro, son todo grises. 

Ambos son seres profundamente perjudicados.

Ha colaborado en esta película con la guionista Kelly Marcel. ¿Qué aspecto le ha agradado más?

Kelly Marcel ha aportado una complejidad psicológica a los personajes, dejando claro lo que les une: su necesidad de una familia. Todos buscan una conexión y aprecian la idea de lo que es el amor.

Los hechos que narra esta cinta transcurren un año después de la primera película.

Así es, vemos que Eddie y Venom están sufriendo por la convivencia. 

Pasan todo el rato juntos y se sacan de quicio el uno al otro, esa es la esencia de su relación en la segunda película. Ha pasado a otro plano, no es que comparta cuerpo con un parásito, es que ahora también comparte piso con un parásito.

Una relación bastante rara…

Se parece a la película La Extraña Pareja. Es una relación infernal, pero al mismo tiempo tiene esa rivalidad característica de hermanos. Venom no entiende por qué Eddie no quiere alcanzar su potencial máximo.

Venom fue un éxito de taquilla. ¿Ha repetido algunas ideas?

Sí, he apostado por seguir la misma línea desarrollando una historia con el antihéroe Brock/Venom como el personaje central y entremezclando momentos de acción y humor. 

Creo que durante el rodaje tuvo usted un percance.

Efectivamente, durante un parón del rodaje fui de vacaciones con mi familia a una estación de esquí en Suiza y tuve un accidente.

A día de hoy sigo con tres tornillos en la cadera. El año pasado recibí el BAFTA por mi contribución al cine británico y tuve que subir a recoger el premio con muletas. Además, la segunda parte del rodaje me lo pasé en silla de ruedas. No estuvo bien ni me quedaba bien pero, por suerte, pudimos terminar la película.

ARCHIVADO EN: Cine, Cómics, Suiza