scorecardresearch

Multitudinaria procesión con homenajes a Santa Teresa

E.C.B
-

La imagen de la Santa esculpida por Gregorio Fernández realizó un recorrido procesional por el centro de la ciudad para conmemorar el IV Centenario de su Canonización. Durante la misma hubo tres paradas con homenajes del Ayuntamiento y de Intendencia

Multitudinaria procesión con homenajes a Santa Teresa

La ciudad de Ávila rindió este sábado homenaje a su patrona, con motivo del IV Centenario de su Canonización, durante una multitudinaria procesión extraordinaria que recorrió el centro de la ciudad entre aplausos y vítores a Santa Teresa de Jesús.

Las campanas del convento de La Santa sonaban a las 12 en punto, apenas media hora después de la conclusión de la eucaristía, y el himno de España se escuchaba en la plaza mientras la imagen de Santa Teresa esculpida por Gregorio Fernández salía por la puerta del templo, flanqueada por los estandartes del Año Jubilar concedido por este IV Centenario y del Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra en honor a su patrona.

Entre los aplausos de los abulenses que allí se habían dado cita, comenzaba la procesión, que encabezaba la Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo a la Columna 'El Amarrado', tras la cual caminaban los portadores de los estandartes de las diferentes hermandades, cofradías, archicofradías y patronatos de la ciudad, y tras ellos la imagen de la Santa portada por una veintena de anderos, frailes carmelitas descalzos y las autoridades civiles y militares, con el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera al frente de la Corporación Municipal, el presidente de la Diputación, Carlos García; el delegado territorial de la Junta en funciones, José Luis Valverde; el director de Administración Local, Héctor Palencia y diputados nacionales, senadores y procuradores regionales por esta provincia, cerrando la comitiva la Banda Municipal de Música de Ávila.

Multitudinaria procesión con homenajes a Santa TeresaMultitudinaria procesión con homenajes a Santa TeresaAsí se encaminaban por el Arco de La Santa hacia el Paseo del Rastro, muy concurrido de gente a ambos lados del recorrido, para desembocar en la plaza del Mercado Grande, donde tuvo lugar la primera de las tres paradas previstas, junto en el monumento de Santa Teresa junto al Arco del Alcázar, donde el Ayuntamiento, a través del alcalde, realizó una ofrenda floral.

Se reanudaba entonces la marcha, ya intramuros, y el cortejo procesional se dividía en dos, ya que la Corporación Municipal se encaminaba hacia el Mercado Chico para recibir a la imagen de la patrona de Ávila a su llegada frente al Ayuntamiento en la que sería la segunda parada. Allí, el regidor obsequió a la Santa, como alcaidesa honoraria, con un detalle en nombre de la ciudad de Ávila, un dardo de plata dorada que simbolizaba aquel que atravesó el corazón de Santa Teresa durante su transverberación y que fue entregado a los padres carmelitas de La Santa. Un gesto que ya se realizó hace ahora 100 años.

Y desde esta céntrica plaza la imagen de Santa Teresa se encaminó por la calle Vallespín hacia el Palacio de Polentinos, donde estaba prevista la tercera y última parada. La imagen de la Santa fue recibida por el general inspector del Cuerpo de Intendencia, Justino Tamargo Sierra; el coronel Juan Antonio Pérez-Chao, responsable del Archivo Militar, y el subdelegado de Defensa de Ávila, Álvaro Capella.

Multitudinaria procesión con homenajes a Santa TeresaMultitudinaria procesión con homenajes a Santa TeresaEra la tercera vez en la historia en la que la imagen de Santa Teresa entraba en la 'casa' del Cuerpo de Intendencia, que honró con ramos de flores, una lluvia de pétalos de rosas, los himnos de España y de Intendencia y una oración a su patrona, entre los aplausos de los allí presentes.

De vuelta a su casa natal, tras poco más de dos horas de recorrido, Santa Teresa fue acogida entre vítores por una ciudad de nuevo volcada con su patrona, que comienza a vivir un intenso Jubileo. Una ocasión propicia para acercarnos a la santidad de esta gran mujer de fe, Teresa de Ávila.