scorecardresearch

Dificultades con el gol

L.C.S
-

Real Ávila y Colegios Diocesanos pagan su poco acierto de cara al gol los abulenses con empates y los colegiales con derrotas. El conjunto encarnado muestra una fortaleza defensiva que le permite puntuar

Dificultades con el gol - Foto: Isabel García

Un gol en tres partidos. Este es el balance ofensivo tanto del Real Ávila como del Colegios Diocesanos, que están evidenciando dificultades con el gol que les está lastrando en la clasificación. Al menos el conjunto encarnado compensa esta situación con un buen rendimiento defensico que le permite al menos puntuar de empate en empate, pero en el caso del Diocesanos los siete goles encajados les empuja hacia la zona baja de la tabla.  

El segundo empate a cero consecutivo del Real Ávila deja como buena noticia la demostración de que el compromiso de los jugadores en innegable. La entrega y derroche de ganas que prometía Rubiato en su presentación como entrenador se está demostrando en este arranque de temporada, y ante el Almazán la intensidad  y compromiso de todos los jugadores que saltaron a la cancha se pudo presenciar desde las pobladas gradas del Adolfo Suárez.

Ese esfuerzo no tuvo, no obstante, reflejo en el marcador porque faltó claridad en el último tramo de las jugadas de ataque. Se echa en falta algo más de serenidad en determinados momentos a la hora de afrontar el tramo decisivo de la elaboración del juego,y también la presencia de un jugador que pueda ser determinante en el último pase.

Corregir tales cuestiones puede abrirle el paso al Real Ávila hacia la zona alta de la clasificación, de la que lucha por no despegarse.

Peor balance presenta el Colegios Diocesanos, que acabó, además, disgustado con la actuación del colegiados de su partido contra el Numancia B, ante el que cayó por 2-0.

«El jugador me dice que en el penalty no toco al futbolista del Numancia B, y esa jugada, además nos condicionó el partido», afirma el técnico colegial, Somoza, quien además reclamó un penalty y expulsión a su favor.

«Veníamos con la idea de tener paciencia y esperar nuestro momento y en la segunda parte el equipo ha competido, pero esa jugada del penalty condiciona todo el  partido», destacó el entrenador abulense, convencido de que «estábamos aguantando bien, pero si además de la dificultad que de por sí tenía este partido, te ponen piedras en el camino, se pone todo cuesta arriba».

Los colegiales ven la competición ahora mismo desde abajo del todo, con el objetivo puesto en puntuar por fin en el próximo partido ante el Ciudad Rodrigo en Sancti Spiritu, porque luego viene un tramo de calendario muy complicado, con rivales consecutivos como Atlético Astorga, Mirandés, Real Ávila, Guijuelo y Leonesa B antes de medirse al Ríbert.