El Real Ávila llega avisado

A.S.G.
-
El Real Ávila llega avisado - Foto: Belén González

Los encarnados cierran el año y la primera vuelta -16,30 en el Alfonso San Casto- ante el Santa Marta, que pese a su situación en la tabla se le dan bien los equipos grandes

Última jornada de la primera vuelta y último partido del año. Dejó mal sabor la despedida del Adolfo Suárez. «El otro día las sensaciones fueron malas» reconocen desde el vestuario del Real Ávila. Le puso voz Peli. «Han sido días de reflexión». Los tres puntos ante el Almazán (0-2) se escaparon de manera inesperada.Ya estaban apuntados en la calculadora de muchos. No puede volver a pasar. No al menos si se quiere estar a final de curso peleando por los puestos de ascenso, a los que aspiran demasiados candidatos como para seguir haciendo concesiones. Acabar la primera vuelta con 36 puntos sería un buen punto de partida. Faltan 3 para el objetivo, los tres que este sábado se pondrán en juego en el AlfonsoSan Casto –16,30 horas– ante unSanta Marta que hasta la fecha está cumpliendo con la permanencia. Abierta la brecha con los de abajo, el equipo tormesino llegará al parón con la sensación de que va cumpliendo con los objetivos.         
«Llegamos con muchas ganas de ganar después de una derrota importante». Ganas e ilusión por partes iguales en un Real Ávila que sigue mirando a la zona alta pese a sus ‘concesiones’. Porque el equipo soriano se ha sumado a una extraña lista de tropiezos encarnados. Porque si los abulenses se han impuesto al Astorga, Zamora, Cristo Atlético,Numancia B y han empatado con la Arandina, han cedido ante el Bupolsa, La Bañeza, Júpiter Leonés y Almazán. Y toca mirar al Santa Marta, capaz de ganar al Astorga, de empatar con el Zamora y poner contra las cuerda a la Arandina y Cristo Atlético.Serio aviso para un Real Ávila que no tendrá en sus filas DiegoOrtiz, Issa y Facu.  
«Sabemos que esta es una liga muy larga» avisa Jonathan Prado. «Tenemos la sensación de que en algunos partidos podíamos haber conseguido algo más, haber tenido un mejor nivel de lo que nos gustaría». Un nivel que deberá recuperar en el Alfonso San Casto, porque «el Santa Marta es un rival que ante los equipos de arriba, no sólo por motivación sino por estilo de juego, les viene bien».