scorecardresearch

Las pernoctaciones se alzaron en febrero un 347% en Ávila

I.Camarero Jiménez
-

Son 17.331 estancias más que hace un año, pero aún faltan 10.200 respecto a las que se registraron en el mismo mes de 2020, cuando aún no había pandemia declarada oficialmente

Las pernoctaciones se alzaron en febrero un 347% en Ávila - Foto: David Castro

Poco a poco y aún con altibajos. Así es como se está recuperando el sector turístico en la capital abulense. La crisis provocada por la pandemia del coronavirus sigue presente en el día a día y las cifras lo avalan. Este miércoles el INE publicaba las cifras de coyuntura turística hotelera referentes al mes de febrero y en este sentido los datos son mucho mejores que los registrados el mismo mes de 2021, cuando estábamos en pleno auge del virus y con las restricciones muy presentes. Ahora bien estamos bastante peor que en febrero de 2020 cuando oficialmente no se había declarado la crisis sanitaria.

En la capital abulense las pernoctaciones han pasado de las 4.988 de febrero de 2021 a las actuales 22.319, esto es, 17.331 más y un incremento del 347%. Los viajeros aumentan, pero en menor medida que sus estancias. Pasan de 3.946 a 14.317 y por tanto son 10.271 más y el incremento se cifra en el 260%. Con estos datos vemos también que la estancia media ha ido a mejor y pasa de 1,26 días en 2021 a 1,56 días en este febrero de 2022.

Este se puede decir que es el lado bueno de una estadística que también refleja que hay que avanzar mucho más para recuperar los datos de febrero de 2020.

Entonces los viajeros eran casi 22.000 (21.994) y las pernoctaciones 32.498. Comparándolas con las de 2022 la cosa está bastante clara y lo cierto es que nos faltan 7.777 viajeros y nada menos que 10.179 pernoctaciones: un 35,4% de los primeros y un 31,3% de las segundas.

Hay por tanto camino por recorrer y eso se refleja tanto en la oferta de alojamientos, como en el empleo que se encarga de mantener abiertos esos establecimientos y por supuesto se refleja en el grado de ocupación.

Lo bueno es que en febrero de 2022 la estancia media es mejor que dos años atrás: 1,56 días frente a 1,47.

Faltan 80 trabajadores. Respecto al empleo hay que decir que hoy son 251 trabajadores por los 106 de febrero de 2021, bastante más del doble pues a los de entonces se han sumado 145. En el 'debe' 81 empleados más que son los que había antes de que empezara la crisis, cuando sumaban 332.

Aquí la realidad es que hemos recuperado bastante terreno respecto a 2021, pero que queda también un trecho hasta recuperar las cifras de 2020.

Con los últimos datos en mano vemos que los 37 establecimientos que tienen las puertas abiertas en febrero de 2022 son 37, 12 más que un año atrás, pero todavía tres menos de los 40 que estaban disponibles antes de la llegada del virus.

Las habitaciones hoy son 408 más que en 2021 y llegamos a 1.261; y las plazas son 865 más que entonces, sumamos las 2.568.

Ahora bien en febrero de 2020 como decíamos había tres establecimientos más con 135 habitaciones más que ahora (1.396 frente a 1.261) y con 203 plazas más que ahora (2.771 frente a 2.568). Nos recupepramos pero no del todo.

Y aun siendo menor la oferta, como nos faltan viajeros y pernoctaciones pues lógicamente registramos un menor grado de ocupación que hace dos años. Concretamente por plaza estamos con 10 puntos menos: al 30,88 por el 40,17%; por habitación, siete puntos menos (del 44,2% hemos pasado al 37,8%) y en fin de semana la ocupación ha bajado del 61,54 al 50,9%.