scorecardresearch

Cada treinta horas se roba un coche en Ávila

E.Carretero
-

El pasado año, y según datos de la patronal aseguradora Unespa, en esta provincia se produjeron 285 siniestros tanto de coches enteros como de piezas o de su interior

Cada treinta horas se roba un coche en Ávila - Foto: David Castro

En Ávila, cada 30 horas se produce un robo en un vehículo, bien sea del propio coche, de alguna de sus piezas o de objetos que se encontraban en el interior, según un informe elaborado por Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora desarrollada por Unespa, la patronal con mayor representación del sector asegurador. En concreto, el estudio apunta que en esta provincia se produce un robo de este tipo con una frecuencia media de un día, 6 horas, 44 minutos y 13 segundos, lo que en el año 2020 (ejercicio sobre el que se elabora este informe) implicó 285 siniestros de robo. Y aunque puede parecer que el riesgo de sufrir un siniestro de este tipo es muy elevado, lo cierto es que Ávila es una de las provincias más seguras en este sentido. De hecho, el estudio de Unespa la incluye en el grupo de provincias con baja probabilidad de percances de robo, hasta tal punto que en Ávila el riesgo de sufrir un percance de este tipo es un 35,68 por ciento menor que en la media del país. 

También es cierto que no todo el parque automovilístico cuenta con pólizas de robo y que eso influye también en los datos de siniestros declarados en cada territorio. Así, en el caso de la provincia de Ávila tienen contratada esta cobertura el 60,14 por ciento de los vehículos, lejos del 83 por ciento de Madrid, la provincia más protegida en este sentido, pero por debajo del 49 por ciento de aseguramiento de Cuenca, el lugar de España donde menos se incluye esta cobertura. 

En cualquier caso, un aspecto positivo que arroja el informe de Estamos Seguros es el descenso continuado de los robos de vehículos asegurados en España. Así, a lo largo de la década, se ha pasado de unas 203.000 sustracciones en 2011 a poco más de 101.000 al acabar 2020. Es decir, los incidentes se han reducido a la mitad en este espacio de tiempo. Esta mejora, apuntan desde Unespa, es el resultado de un cúmulo de factores, entre los que destacan «las sucesivas mejoras introducidas en materia de seguridad por los fabricantes, la acción de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y el hecho de que desde hace décadas las nuevas viviendas suelen edificarse con garaje, de forma que los coches pasan las noches resguardados y no en la calle».

El estudio indica además que el fenómeno del robo de coches está también muy relacionado con el ámbito urbano. De hecho, las provincias donde existen importantes áreas metropolitanas, tales como Madrid, Barcelona, Vizcaya, Valencia o Sevilla, o aquellas que son limítrofes a una de éstas, como Toledo o Guadalajara, presentan tasas de probabilidad de robo superiores a la media.

El municipio donde es más probable asistir a una sustracción de un vehículo asegurado en España es Sevilla. De hecho, la capital hispalense triplica la probabilidad media de robo de España. Le siguen Parla, Ciudad Real, Melilla y una localidad de la periferia sevillana: Dos Hermanas. Las tasas de robo de todos estos municipios duplica, con más o menos holgura, la media nacional.

El estudio de Unespa también indaga en el tipo de vehículos que más atraen la atención de los ladrones, concluyendo que más allá de modelo o marca en este caso la antigüedad es el factor más determinante. De hecho, dos de cada tres unidades aseguradas que sufrieron un robo en España tenían más de 10 años. 

Así, en las primeras posiciones del ranking de los coches más sustraídos del país abundan los superventas veteranos con cinco modelos  que suman el 18 por ciento de los robos de vehículos. Son, concretamente, el SEAT Ibiza, Volkswagen Golf, SEAT León, Ford Focus y BMW Serie 3. Estos modelos son particularmente codiciados por los ladrones porque, debido a su gran aceptación, existe una importante demanda de piezas para reparaciones.