Preludio de un año distinto en la Escuela de Música

I.Camarero Jiménez
-

Un concierto de saxofón y piano a cargo de Francisco Herrero y Jorge García en el Auditorio de San Francisco sirvió este domingo de presentación del curso 2020/21, que comienza el jueves en la EMMAV

Preludio de un año distinto en la Escuela de Música - Foto: Isabel García

La Escuela Municipal de Música de Ávila (EMMAV) comienza el curso esta misma semana. Lo hará el jueves día 1 de octubre y para celebrarlo, a modo de preludio el Auditorio de San Francisco acogió en la mañana de domingo un concierto a cargo de Francisco Herrero y Jorge García. Saxofón y piano, al unísono o por separado, era la propuesta musical en la que se ofrecieron cinco piezas, incluyendo un estreno y que sirvieron para homenajear a la música. ¡Ay qué sería de nuestras vidas sin ella! Sólo hay que ver la importancia que la hemos dado mientras hemos estado confinados, así que... ¿cómo no dársela ahora que al menos disfrutamos de libertad? Aunque no sea plena por temor al coronavirus y por respeto a lo que recomiendan las autoridades sanitarias.
El concierto era de algún modo la presentación del curso de la Escuela Municipal de Música de Ávila (EMMAV) a los abulenses, un curso que ansían empezar, pese a que saben que será muy diferente, Aseguraban tener «muchas ganas e ilusión de volver a la escuela para sonreirnos allí aunque sea con los ojos». Lógicamente esas sonrisas no se verán porque en las instalaciones de la escuela la mascarilla será una obligación, cuentan que se han instalado mamparas, se han reducido las ratios de las clases y para las enseñanzas más numerosas y para los alumnos de los instrumentos de viento cambiará el lugar  de aprendizaje por aquello de mantener una mayor distancia. El que sean instrumentos de viento y que precisen de ensayo sin mascarilla obliga a contar con más metros.  Así pues se trasladarán al auditorio que este domingo acogió el concierto.
Lo importante en cualquier caso era empezar, que «haya llegado la hora del reencuentro y poder volver a oír música». Hoy lo hicieron en San Francisco ante la mirada algo más de una treintena de personas y, entre ellas el teniente de alcalde de Presidencia, José Ramón Budiño y el concejal de fiestas, Félix Meneses. A ellos les agradecieron haber hecho posible el inicio de curso, también al área de Cultura y al resto de grupos de la oposición «que apoyan la cultura» apuntaban. El propio Budiño subía al escenario para dar la bienvenida y las gracias a los profesionales de la escuela de música sobre todo porque con ellos la gestión «es más fácil». Aunque el año será diferente, el curso «se desarrollará con garantías» y seguro que culmina con éxito, afirmó. Tras sus palabras, los protagonistas salieron a escena para interpretar cinco obras y como decíamos una de ellas un estreno. 
La oportunidad de ver el trabajo conjunto de los dos músicos , ambos profesores de la EMMAV fue de lo más interesante y probablemente el momento que más, el inicio con la interpretación de Aljibe, de Marta Lozano, en la que el pianista sorprendió actuando de pie. Diferente, muy distinta y profunda.Después llegaron ‘Glosario IV’, de Jesús Villa Rojo, ‘Elegía número 3’, de Teresa Catalán, ‘Oculto’, de Luis de Pablo y el estreno de ‘Finales en el paraíso’ de Tomás Marco y dedicado a Francisco Herrero.