scorecardresearch

La cuenca del Duero registra el peor dato de agua en un lustro

SPC
-

La Confederación asegura que trabaja para garantizar el recurso, a pesar de las complicaciones de la actual campaña de riego en la mayoría de sistemas

Imagen del embalse del Pontón alto, en la provincia de Segovia. - Foto: Rosa Blanco

La Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) sigue mandando mensajes de alerta sobre la situación en la que se encuentran los embalses de Castilla y León. Un aviso que ayer lanzó por segunda vez esta semana, en esta ocasión durante una reunión extraordinaria en la sede del Organismo en Valladolid para constatar que, debido al desarrollo meteorológico de los últimos meses, sin precipitaciones y con temperaturas muy elevadas en la cuenca, la situación de las reservas de agua embalsada en la cuenca del Duero registra el peor dato de los últimos cinco años. 

Tal y como detallan desde la CHD en un comunicado remitido a Ical, las reservas de agua de los embalses de la cuenca gestionados por el Organismo alcanzan actualmente los 1.381,6 hectómetros cúbicos, lo que supone un 48 por ciento de su capacidad total. Una cifra que no ocultaron que es «muy preocupante», y apuntan que se sitúa 11 puntos porcentuales por debajo de la media de la última década, fijada ligeramente por encima del 60 por ciento.

La peor situación se encuentra en el embalse de Villameca, en la provincia de León, cuyas reservas están solo al 22 por ciento de su capacidad total, frente al 51 por ciento de los últimos diez años, lo que supone menos de un cuarto de su agua almacenada; y en el sistema Pisuerga y el sistema Carrión, cuyas reservas a fecha actual son inferiores al 50 por ciento de la media de reservas de la última década. «En situación desfavorable se sitúan los sistemas Órbigo y Alto Duero, estando más controlada en los sistemas Esla y Arlanza y en los embalses de Linares del Arroyo, Pontón Alto, Castro de las Cogotas y Santa Teresa», explicaron desde el Organismo regulador.

Recordaron además que, tal y como se informó en la Comisión de Desembalse y en las Juntas de Explotación celebradas con los regantes las últimas semanas de julio y primera de agosto, «se está trabajando para garantizar el recurso, a pesar de las complicaciones de la actual campaña de riego en la mayoría de sistemas».

Convenio de Albufeira

Por otra parte, y también durante la reunión celebrada ayer, también se dio a conocer sobre el cumplimiento del Convenio de Albufeira, que establece el marco de colaboración entre España y Portugal para la gestión de las aguas de la demarcación hidrográfica del Duero. Actualmente, existe un diálogo constante con Portugal para atender el régimen anual establecido, justificando las fuertes restricciones que se han aplicado en la zona española en algunos sistemas de explotación, pero que puede suponer mayores limitaciones en lo que queda de año hidrológico para atender este compromiso con Portugal.