La Cebrereña para por un posible contagio

V.M.
-

El probable positivo es de un jugador que no se había llegado a incorporar a los entrenamientos, pero sí habría estado en contacto con integrantes de la plantilla

La Cebrereña para por un posible contagio - Foto: Belén González

La Cultural Cebrereña no empieza con buen pie su retorno a la Tercera División. Tras pocos días en dinámica de trabajo, el grupo se ha visto obligado a paralizar su plan de pretemporada debido a un posible contagio de COVID-19. La noticia saltaba el pasado miércoles por la tarde, cuando el conjunto verdiblanco no desarrollaba la sesión de entrenamiento que tenía programada en los campos del Manuel Sánchez Granado, despertando una duda que a la mañana siguiente despejaría el entrenador del primer equipo, Pepe García: «el posible positivo es de un jugador que llevaba dos o tres días con molestias y no se había llegado a incorporar, pero al ser una persona de nuestro entorno y al haber estado en contacto con otros miembros del club, hemos decidido parar pensando en que es lo más prudente».
Desde la directiva y cuerpo técnico se ha tomado la decisión de no continuar con el trabajo como medida de precaución, pensando en evitar un posible rebrote que complique aún más el inicio liguero de los de Cebreros. Desde el club afirman que su decisión de esperar para continuar con el trabajo a la resolución de los test PCR que sea pertinente realizar a medida que se vayan confirmando positivos, y en caso de llegar estos, se realizara una cuarentena de los 10 días que marcan las recomendaciones sanitarias de todas aquellas personas que hayan estado en contacto directo con los pacientes positivos en la prueba.
La decisión de no continuar con el trabajo se ha tomado de forma ajena a cualquier organismo que tenga que ver con la competición, ha sido exclusivamente desde el club, pensando en la salud y el bienestar de sus familiares, como comentaba el entrenador verdiblanco, «lo primero es la salud de las personas antes que ninguna otra cosa, por eso hemos tomado esta decisión, imagino que esto estará pasando en más sitios, y cada uno lo lleva de una manera, la nuestra es esta. Estamos esperando por las dos personas que han estado en contacto con el jugador y si se confirma el positivo pararemos los diez días pertinentes, y si es negativo volveremos a entrenar».
En el supuesto caso de un positivo confirmado, desde el club afirman que no se realizará ningún test ajeno a los que realiza el Estado a cualquier persona como un contacto directo con un paciente con positivo en COVID-19, ya que se considera desde la Cebrereña que los plazos de unos test realizados de forma privada son mayores, lo que no permite ninguna ventaja de cara a retomar las labores, pero si un coste adicional para el club.
En respuesta a la pregunta de si este parón afecta notablemente al desarrollo de la temporada, la respuesta del entrenador de la  Cebrereña ha sido rotunda, «sí, nos pone en un problema por el hecho de que ya habíamos arrancado y con unas sensaciones buenísimas, pero bueno, prevalece por encima de todo lo demás nuestra salud y la de todos los que están a nuestro alrededor».