scorecardresearch

Compromiso con la inclusión sociocultural

Mónica Sastre
-

Así es como la Asociación Down Ávila presenta su programa de Empleo con el que buscan sumar experiencias y oportunidades para todos sus usuarios del centro, de donde han surgido algunas relaciones laborales

Compromiso con la inclusión sociocultural

La Asociación se creo hace 30 años, con el objetivo de ayudar a todos los usuarios «a conseguir sus proyectos de vida» asegura la presidente de la Asociación Down Ávila, Mar Rodríguez. Por su parte, el programa de Empleo de la entidad agrupa tanto formación como orientación laboral, siguiendo la metodología de Empleo con Apoyo, que «facilita y potencia la inclusión sociolaboral de la persona con discapacidad en entornos normalizados». 

En esta ocasión, la Asociación Down Ávila cierra la temporada con la finalización de los cursos de formación laboral que, en este mes de julio, ha traído consigo la puesta en práctica en entornos reales de las competencias y habilidades aprendidas en las clases teórico-prácticas de 180 horas de duración, impartidas en el centro. Un total de veintisiete alumnos son los que, este año, han participado en las diferentes formaciones que se han ofrecido dentro del programa de empleo que la entidad realiza. En esta ocasión, se han ofertado dos cursos, uno relacionado con nuevas tecnologías y otro relacionado con la hostelería, en el que también se han impartido conocimientos de cocina. 

Este programa formativo cuenta con una primera fase común de formación en habilidades sociales y trabajos personales. Después comienza la fase de los perfiles profesionales concretos, que son elegidos por medio de un análisis de puestos de trabajo que oferta la ciudad y de ahí se escoge una formación, por eso mismo y, tal y como señala la responsable del Área de Empleo con apoyo, Ana Jodrá «nos hemos decantado por el tema de hostelería, porque vemos que es donde pueden ofertar más puestos para las personas usuarias del programa». 

Compromiso con la inclusión socioculturalCompromiso con la inclusión socioculturalTras la formación, los usuarios del programa pasan a un periodo de prácticas, que se compone de 60 horas en empresas en donde «se les ubica en un puesto de trabajo concreto, dentro del perfil que han hecho y se hace un análisis de las tareas que tienen que hacer y vemos que apoyos necesita esta persona para poder desempeñar este puesto de manera autónoma». Este acompañamiento se va retirando a lo largo del tiempo, hasta que ellos realizan las actividades de forma autónoma.

Este curso de hostelería, para mayores de treinta años, que empezó en mayo, lo cierran en julio un total de doce alumnos con los que se ha trabajado de forma directa. Una iniciativa que lleva implantada desde 2004 dentro de la Asociación Down Ávila, que consideran una «práctica muy positiva al salir de su zona de confort y se enfrentan a un trabajo real, donde demuestran realmente sus capacidades» ha señalado Ana Jodrá. 

Alumnos. Lucía es una de las alumnas que, aunque no haya sido cursado este año, ha participado en el programa de Empleo y ha conseguido, por medio de la formación poder trabajar en un establecimiento de restauración. Su logro ha llegado tras realizar la formación de varios cursos de diferentes perfiles que le ha proporcionado todos los conocimientos para poder desarrollar esta labor, algo que asegura «llevo casi cuatro años y estoy muy contenta de poder trabajar», pero esto no es suficiente para ella, porque sigue haciendo reciclaje y formación para conseguir mayores conocimientos. Por su parte, Vicente ha sido uno de los alumnos que realizó el curso de ayudante de cocina el año pasado, que le permitió hacer prácticas y conocer la realidad de la hostelería en uno de los restaurantes de la capital y, aunque no haya tenido la misma suerte que Lucía, «me gustaría trabajar y ahora mismo estoy en búsqueda de empleo». Por eso, animan a sus compañeros a formarse, buscar empleo para conseguir «su propio dinero, tener vacaciones y trabajar a gusto como uno más». Y hacen un llamamiento a las empresas para que les «llamen para trabajar, porque podemos hacer el trabajo fenomenal», concluye Vicente. 

Compromiso con la inclusión socioculturalCompromiso con la inclusión socioculturalLos objetivos principales, por los que se van a seguir desarrollando estos cursos en el futuro, es «lograr la autonomía general de las personas con capacidad y eso se logra, trabajando para ganar dinero y poder vivir como otra persona cualquiera» y, además, «hacer visible los potenciales de los alumnos, que pueden desempeñar un trabajo en igualdad de condiciones». Un objetivo que aun está por cumplir, «aunque hay empresas que han mostrado interés» ha asegurado la responsable del Área.

Se trata de una práctica que «les motiva mucho» porque cuando «se tienen que enfrentar a compañeros nuevos y a un público al que atender, se sienten muy bien», asegura Ana quien también explica todos los conocimientos que se han impartido durante la formación, como el servicio en barra y restauración, realizado junto con Inserta empleo de Fundación ONCE, en donde se han adquirido conocimientos como el manejo de utensilios básicos, elaboraciones de tapas y nociones básicas de atención al público. 

Un programa que, comenta Ana, «ha ido creciendo gracias a la motivación de los alumnos, ya que les encanta la experiencia de salir fuera y poder trabajar, viéndolo como un sueño realizado». Por eso, desde la Asociación Down Ávila, ya están preparando una nueva temporada para los cursos del programa de Empleo, siguiendo con la idea de poder incrementar sus perfiles formativos dentro del mundo de la hostelería como, por ejemplo, la incorporación del curso de ayudante de cocina, «muy demandado por los alumnos por medio de las encuestas de satisfacción». 

Agradecen la buena acogida de todas las empresas que han participado en esta formación, que permite a todos los alumnos «confiar en que pueden desarrollar un puesto de trabajo con las mismas exigencias y responsabilidades que cualquier trabajador» algo que desde Down tienen claro, porque tal y como asegura su presidenta, Mar Rodríguez, «exigimos a las empresas que les pongan las tareas que tienen que hacer para que cumplan como cualquier otro trabajador» para así, conseguir «que la sociedad cambie un poco esa mirada cuando les vea trabajar en entornos normalizados». Algo que, según explica Mar Rodríguez «les hace crecer en autoestima, responsabilidad, actitud y conciencia», buscando siempre «que se reduzcan las desigualdades hacia este colectivo». Por eso, desde la Asociación Down Ávila «nos gustaría animar a las empresas a que prueben contratándoles para poder conseguir nuestro objetivo».