scorecardresearch
Editorial

Arévalo, fortaleza industrial y cultural en la provincia de Ávila

-

Arévalo se encuentra en estos momentos en una encrucijada de caminos que pueden ser decisivos para tener un próspero futuro. Industria y cultura abren la puerta a un desarrollo esperanzador de una ciudad que se encuentra enclavada en un lugar privilegiado desde el punto de vista de las comunicaciones, y que si mueve sus piezas con certeza puede tener una oportunidad ante sí para ser, aún más si cabe, un pulmón de desarrollo de la provincia de Ávila, que necesita, ahora más que nunca, que todas sus comarcas aporten y se creen sinergias entre ellas para entre todas salir fortalecidas.

El anuncio esta semana de la ampliación que se va a llevar a cabo en Mars, la fábrica de alimentos de mascotas ubicada en Arévalo, en la que se va a triplicar su producción, lo que va a propiciar la creación de 70 nuevos puestos de trabajo, es una muestra de las posibilidades industriales que presenta el polígono 'Tierra de Arévalo'. El ejemplo que está aportando Mars, junto con otras grandes industrias que también están asentadas allí, como es el caso de Plastic Omnium, debe ser motivo suficiente para que desde las distintas administraciones con competencias industriales se den todas las facilidades para que Arévalo se posicione como un lugar preferente para la implantación de nuevas empresas, en una provincia que necesita crear empleo y asentar población con urgencia.

Cierto es que se ha abierto la puerta a que haya bonificación fiscales muy relevantes para la adquisición de suelo en ese polígono industrial, al amparo del Plan Territorial de Fomento de Medina del Campo, y aunque no tenga un papel más protagonista en ese programa, como tampoco lo tendrá en el Plan Territorial de Fomento de Ávila, no debe ser motivo para que a la hora de apostar por su industrialización quede relegado a un plano secundario. 

Arévalo debe ser un gran nodo industrial de esta provincia, también de Castilla y León, un punto de conexión fundamental con el resto de la Comunidad Autónoma y con el Norte-Noroeste de la Península Ibérica.

Pero esa apuesta industrial no el único eje de desarrollo por el que se debe apostar, ya que tiene ante sí otro proyecto de extraordinarias dimensiones que puede ser un revulsivo turístico y cultural para toda la provincia de Ávila, como es el Museo de Arte Contemporáneo 'Collegium', que próximamente verá como se inaugura en la iglesia de San Martín la exposición 'Sustancia-Sustancias', en la que se mostrarán 80 'caprichos' de Goya junto a obras de artistas contemporáneos.

Un ejemplo del potencial que tiene este proyecto impulsado por Javier Lumbreras que debe recibir todo el apoyo, como ya lo está teniendo, del Ayuntamiento de Arévalo, de la Diputación de Ávila y también de la Junta de Castilla y León.

Arévalo está ante una gran oportunidad para posicionarse de manera efectiva y real como un enclave industrial y cultural de primer nivel y esa fortaleza debe servir también de revulsivo para el conjunto de la provincia de Ávila.