scorecardresearch

«Hemos tenido que hacer un ajuste proporcional»

M.S.J
-

La crisis del hielo ha provocado que desde la compañía Procubitos Europe, en donde se establece la epresa de Ingeniería y Comercialización del hielo de Cebreros, se haya realizado un reajuste en la dinámica de trabajo

«Hemos tenido que hacer un ajuste proporcional» - Foto: David Castro

Desde los meses de marzo y abril, la empresa de Procubitos ha realizado una nueva dinámica de trabajo en la que se trabaja las veinticuatro horas del día, cubriendo todos los turnos con la intención de almacenar todo el hielo posible durante estos meses en los que la demanda, tal y como explica el Director General de Procubitos Europe, Fernando Plazas, se mantiene entorno al treinta o cuarenta por ciento frente a una oferta de producción del cien por cien. 

Esta previsión se realiza de cara a los meses de verano, sobre todo a julio y agosto, cuando la oferta sigue siendo la misma que en meses anteriores, pero es la demanda la que crece exponencialmente, duplicando en muchos casos las cifras de mayo o junio. Una situación que se está viviendo actualmente, ya que el  efecto 'apertura de jaula' tal y como explica Plazas, ha provocado que el consumo se haya disparado, ayudado también de las altas temperaturas a las que nos hemos enfrentado durante el mes de julio. 

Por ello, en Procubitos Cebreros se ha optado por un cambio de dinámica de trabajo, no en la cadena de producción, sino adaptando los puntos de demanda, ya que tal y como expone Plazas, no es igual en todos los puntos de España a la vez. Por ejemplo, los camiones que salían en junio desde Cebreros hacia Madrid, han tenido que adaptarse a las nuevas demandas y cambiar su ruta para dirigirse a la Costa del Sol, donde actualmente se encuentra el punto de más demanda de hielo a nivel nacional. Un cambio que monitorean y adaptan de un día para otro, pero siempre intentando adelantarse a estos momentos especiales en donde el margen de maniobra es nulo. Se trata de un reajuste constante que ruta que hace que los 6.500 camiones con los que cuenta Procubitos se movilicen hacia los puntos donde existe una mayor demanda. 

Estos cambios suponen «una preocupación de la que nos estamos ocupando, dando soluciones y adaptando la entrega de hielo en los puntos donde es más necesaria» ha afirmado Plazas, quien también asegura que la previsión es lo más importante para que un momento así no signifique un problema para las comercializadoras de hielo. Una previsión que ha servido para iniciar la campaña meses antes del verano, en la que se incorporaron los trabajadores necesarios, siendo alrededor de sesenta los que llevan trabajando en la fábrica de hielos de Cebreros desde principios de mayo, cuando «completamos el ciclo de incorporaciones». 

Subida de precios. Uno de los problemas a los que se llevan enfrentando desde Procubitos es a la subida de los precios de la electricidad, el plástico y, de una forma más preocupante, la logística. Problemas a los que, afortunadamente, Cebreros puede hacer frente debido a las placas solares que se instalaron hace años, que permite a la empresa mitigar los efectos contando con energía solar y no dependiendo al cien por cien de la energía convencional. 

Un aumento de costes que no han tenido la intención de trasladar al cien por cien a la cadena de suministro, aunque «hemos tenido que aumentar los precios para hacer frente a esta situación» asegura Plazas, quien también afirma que aún así, «los hemos puesto por debajo de lo que nos supone a nosotros». 

Aunque las altas temperaturas han afectado en mayor medida al mes de julio, Fernando Plazas, asegura que esta semana de agosto es la más complicada para el abastecimiento de hielo, por lo que se están ajustando los cambios de demanda para que todos los clientes reciban el hielo, no el cien por cien en muchos casos, pero si que la mayoría de la cantidad que piden. Una situación que, desde Procubitos, esperan que mejore una vez pasado el puente del quince de agosto, para «poder acercarnos cada vez más a la petición de hielo con la cantidad que podemos entregar y hacerlo de una forma justa y proporcional». 

ARCHIVADO EN: Cebreros, España, Madrid