Alberto San Segundo roza la victoria en casa

Redacción
-

El piloto abulense, con el Ford Fiesta N5, se queda en la segunda posición del Rallye Diputación de Ávila tras ceder el liderato en el último tramo por solo 179 milésimas

Alberto San Segundo roza la victoria en casa

En cuatro tramos finales de auténtico infarto, José Antonio Núñez y Pedro Rivas, con su Mitsubishi Lancer Evo VI, se llevaron la victoria en el Rallye Diputación Provincial de Ávila al imponerse al tándem abulense formado por Alberto San Segundo y Eva Navas por 179 milésimas de diferencia.  
La segunda etapa de la competición, compuesta por cuatro tramos, comenzaba con una diferencia a favor de Alberto San Segundo de 1’’027. En el primer tramo del día, Cebreros - El Muro, de 4,8 kilómetros, el abulense, con el Ford Fiesta N5, terminaba segundo, mientras que Núñez era quinto, colocándose la diferencia en la general en 6,3 segundos  a favor de los abulenses.
En el segundo tramo del día, entre El Barraco y San Bartolomé, de 12,2 kilómetros, era Núñez el que hacía el segundo mejor tiempo, con Alberto San Segundo quinto, quedándose la distancia en la general en 528 milésimas a favor del piloto local.
El penúltimo tramo, de nuevo entre Cebreros y El Muro, el duelo entre los dos primeros se acentuó, con San Segundo marcando el mejor tiempo y aventajando en 5 segundos y 197 milésimas a José Antonio Núñez, que lograba el segundo mejor registro.
De esta manera, todo quedaba por decidir en los últimos 12,2 kilómetros, a los que San Segundo y Navas llegaban con 5 segundos y 725 milésimas de diferencia.
Y ese último tramo, Núñez exprimió mejor las posibilidades de su Mitsubishi en una zona no muy propicia para el Ford Fiesta de San Segundo, y se hacía con el mejor tiempo y, lo que era más importante, aventajaba al abulense, que era quinto en este tramo, en 5 segundos y 904 milésimas, de tal manera que el triunfo en la general se decantaba para Núñez por solo 179 milésimas, quedando Alberto San Segundo en la segunda posición, mientras que Juan José Abía y José Alfredo Álvarez (Porsche 997), completaban el podio.