scorecardresearch

Sotillo, base operativa del Ejército contra los incendios

E.C.B
-

Desde el 29 de julio, militares y vehículos del Ejército de Tierra se encuentran en el municipio y desde allí efectúan su labor de patrullaje y apoyo en las labores de vigilancia contra el fuego

Sotillo, base operativa del Ejército contra los incendios

Sotillo de la Adrada es estos días base de operaciones del Ejército para la vigilancia contra incendios forestales en la provincia de Ávila. Desde el pasado 29 de julio, los militares y vehículos del Ejército de Tierra asignados a esta misión por el Ministerio de Defensa se encuentran en esta localidad y desde allí efectúan su labor de patrullaje y apoyo en las labores de vigilancia contra el fuego por las comarcas del Valle del Tiétar y del Alberche.

Según informan desde el Ayuntamiento sotillano, la puesta en marcha de estos equipos incluye el despliegue de una organización operativa compuesta por una célula de seguimiento, un jefe de área, tres patrullas, un equipo de recuperación y un equipo de evacuación.

El Consistorio de Sotillo ha actuado con plena lealtad institucional y tras la solicitud recibida, ha ofrecido sus instalaciones y dependencias para el desarrollo de esta misión, consciente de la gravedad de la situación que se está padeciendo en la provincia de Ávila y del enorme riesgo al que se enfrenta dadas las altas temperaturas que se vienen registrando.  «Deseamos que la estancia de los militares en nuestro pueblo sea lo más cómoda y fructífera posible», señalan desde el Ayuntamiento.

Estos efectivos de vigilancia se unen en su labor preventiva a los agentes de la Guardia Civil, a los de la Junta de Castilla y León –vigilante de torreta de Pinosa, agentes medioambientales- y a los propios del Ayuntamiento de Sotillo de la Adrada –Policía Local, Cuadrilla Camión contra incendios forestales C-32 y PC Bomberos Voluntarios Ayuntamiento de Sotillo-. «Gracias a todos ellos por su imprescindible labor», señalan desde el equipo de gobierno municipal, al tiempo que recuerdan que desde el pasado 15 de julio en que se decretó el estado de alarma forestal, el Ayuntamiento mantiene cortado el acceso de vehículos a motor a las pistas forestales que conducen al monte público de la localidad, norma que se mantendrá en vigor mientras no cambien las actuales circunstancias.