scorecardresearch

Ávila y Morelia ratifican su hermanamiento en Superunda

P.R.
-

Una delegación de la ciudad, capital del estado de Michoacán, se ha desplazado hasta Ávila para ratificar el acuerdo de hermanamiento firmado el pasado noviembre en esta ciudad mexicana

Los dos alcaldes observan el libro de honor del ayuntamiento de ávila - Foto: Isabel García

Ávila y Morelia (capital del estado mexicano de Michoacán y ciudad Patrimonio de la Humanidad como Ávila) han ratificado el acuerdo de hermanamiento firmado el pasado mes de noviembre en la ciudad mexicana a la que se desplazó el alcalde de Ávila, junto a una delegación de la ciudad. En Ávila, además de la firma protocolaria materializada en el Palacio de Superunda, han proseguido las jornadas de trabajo para impulsar iniciativas conjuntas en ambitos culturales, sociales, económicos, turísticos o empresariales.

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y el presidente municipal de Morelia, Alfonso Jesús Martínez Alcázar, han rubricado en el palacio de Superunda de la capital abulense el documento que ratifica el hermanamiento, tras el que el alcalde de Morelia ha firmado en el Libro de Honor del Ayuntamiento de Ávila.

Un personaje nacido en esta provincia, Vasco de Quiroga (Madrigal de las Altas Torres, 1472), abogado, Oidor en la Nueva España y Primer obispo de Michoacán. Más conocido como Tata Vasco entre los indígenas purépechas de Nueva España ha sido el eje de unión de este hermanamiento.

En su intervención el presidente municipal de Morelia reconoció que al ser ciudad patrimonio de la Humanidad «los morenianos somos los custodios de lo que ahora todo el mundo es dueño. Nosotros tenemos la obligación de preservar nuestra ciudad como una ciudad que es de todos. Para que cuando vayan la visiten la encuentren tal como es. Lo mismo sucede aquí. Ustedes son los custorios, los obligados a preservar este rico patrimonio y lo han hecho estupendo porque no hay fotografía que refleje la belleza que hay en Ávila».

Sánchez Cabrera ha subrayado el bagaje cultural que une a ambas ciudades, no solo por el hecho de contar con la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco sino también por la relación histórica que une ambos territorios a través de la figura de Vasco de Quiroga, Tata Vasco, primer obispo de Michoacán.

En el acto de hoy, además de con el presidente municipal de Morelia, se ha contado también, como miembros de la delegación mexicana, con la síndica del municipio, Susan Melissa Vásquez, y la secretaria de Turismo municipal, Thelma Aquique, entre otros.

Igualmente, han estado presentes la ministra María del Rosario Marta Peña Jaramillo, titular del Área de Cooperación Internacional de la Embajada de México en España, y el secretario Jaime Vigna Gómez, subdirector del Instituto Cultural de México en España, así como Ana Isabel Zurdo, alcaldesa de Madrigal de las Altas Torres (Ávila), cuna de Vasco de Quiroga.

Vasco de Quiroga, nexo de unión.

El regidor mexicano señaló que que hay algo muy importante que une a ambas ciudades: «Aquí nació un hombre que hace muchos años cambio el rostro de nuestra tierra, Vasco de Quiroga. Nos enseñó los oficios que hoy tienen muchos de los artesanos de Michoacán, en los diferentes lugares del estado de Michoacán y son parte de nuestra cultura y de nuestras tradiciones, lo que caracteriza las raíces de nuestro estado. Ytodo ello es gracias a las enseñanzas de Vasco de Quiroga. Recordó que en Morella tienen un Poblado que se llama Capula. En este lugar Vasco de Quiroga enseñó alfarería a sus moradores. Aquí se confeccionan catrinas y otros elementos, verdaderas obras de arte. Y lo hacen en base a lo que Vasco de Quiroga enseñó hace mucho tiempo».

Seguridad. El presidente municipal de Morella pidió la mediación del alcalde de Ávila para  que «Morelia pueda venir a aprender un poco de lo bien que hacen las cosas en España en el tema de la Seguridad». Habló en este sentido Alfonso Jesús Martínez Alcázar de la formalización de algún tipo de acuerdo con la Escuela Nacional de Policía en materia de Seguridad porque  «ahora México necesita capacitación y apoyo».