scorecardresearch

Al Real Madrid le saca la corriente

Diego Izco (SPC)
-

A veces le bastará Vinícius (como ante el Getafe), a veces Benzema, a veces Courtois... tiene los deberes hechos hace tiempo. Lograr una plaza europea es una lucha agónica con el cuchillo entre los dientes

Casemiro fue el encargado de 'abrir la lata' del Madrid en el último partido contra el Getafe - Foto: Kiko Huesca

Tomar ventaja y dejarse ir es otra forma lícita y válida de triunfo. No lo puede hacer un 'don nadie'. Tiene que ser alguien capaz de ganar partidos incluso desfondado, en una recta final donde otros estarán más enteros... pero no tendrán tanta calidad. Sucederán cosas como el 0-4 del clásico o puede que una derrota más en Sevilla, en el Wanda... pero ya no habrá forma de agarrarle. 

De Jong

El Barcelona está en un momento de la temporada en que incluso le saldrían bien las cosas con Koeman en el banquillo. Bueno, quizás es exagerar: el que anda con 'duende' es Xavi, al que le funcionan los niños, los veteranos y los cambios. El Gavi regateador, el Pedri goleador... y el De Jong revulsivo. Todo, excepto el 'menos nueve' virtual que le separa del Real Madrid, es de color rosa en Can Barça. 

 

La Champions

Entonces, si no hay sorpresa, ya tendríamos 'adjudicados' los dos primeros nombres para la Champions'23: el campeón al que le saca la corriente y el más fuerte hoy por hoy. Quedarían otras dos plazas y la pelea se parecerá más a esas escaramuzas callejeras de navaja y distancia corta que a una batalla de mapa, escuadra y cartabón. Cada movimiento será brutal en cuatro puntos de distancia, donde incluso la Real Sociedad ha superado un bache profundo para regresar... sacándole 54 puntazos a apenas 32 goles marcados.
El Atlético vive presa de su enorme indefinición. Lleva un tiro a puerta en dos partidos (cero en Manchester uno en Mallorca), dos derrotas por 1-0 y esa horrible sensación de que el mundo entero se ha cansado de Simeone. Como si el Atleti puede salir a jugar, hacer caso omiso de los planes del 'Cholo' y ganarle 4-0 a todos. 
De esa guerra de guerrillas que se nos presenta en las próximas siete jornadas  hay un hueco para la pasión máxima en saber si Betis o Sevilla (o ninguno... o los dos) escucharán música de Haendel la próxima temporada en sus estadios.