scorecardresearch

Bolillos 'de barrio'

B.M
-

La Asociación de Vecinos de La Toledana vivió su último día de la semana cultural con una jornada de hermandad que llega tras un programa de actividades que ha tenido «muy buena participación y acogida»

Bolillos 'de barrio' - Foto: Isabel García

Durante los últimos días la Asociación de Vecinos de La Toledana ha vivido una semana cultural llena de actos, que se cerraron con una jornada muy especial de hermandad, con una concentración de bolilleras por la mañana y los juegos y merienda campera prevista para la tarde.

En el parque del Río Chico, a la sombra de los árboles aunque el sol parecía salir tímidamente, se organizó la concentración de bolilleras con dos largas mesas preparadas para que estas artistas pudieran mostrar el movimiento de sus manos y los trabajos que surgen de ellas. Había además cuatro puestos llegados de Tarragona, Madrid, Toledo y Salamanca con exposición de material, un punto muy importante, según explicaban desde la organización Charo Rivas, de la asociación, y Toñi Jiménez, porque afirman que en Ávila falta material y hay muchos elementos muy difíciles de encontrar, por lo que hay que aprovechar este tipo de eventos.

En la concentración participaron bolilleras de diferentes puntos, como Papatrigo, Pedro Rodríguez, El Tiemblo... pero también gente de fuera de la provincia como una 'maestra' llegada de Valladolid. En este caso se trataba, comentan, de la primera vez que organizan una concentración de bolilleras de barrio y el resultado estaba siendo muy bueno, puesto que estaba previsto que asistieron unas 90 personas.

Pero más que en el número para ellas el éxito estaba en lo que supone este tipo de citas, una posibilidad de ver labores de otras personas, compartir conocimientos, descubrir lo que hacen unas y otras. En esta ocasión como algo nuevo en estos encuentros además estaba previsto que asistiera un fisioterapeuta para ofrecer una clase de ergonomía, sobre como sentarse bien y evitar dolores a estas trabajadoras de los bolillos.

Además, durante la mañana también se estaban vendiendo papeletas en las que se realizaba un sorteo con lo que habían cedido los comercios del barrio. Como balance de la semana cultural, desde la asociación se destacó que había una «muy buena participación y acogida» por gente del barrio y de fuera. «Es muy gustoso hacer estas actividades», señalaban, y  eso que aún estaba pendiente para la tarde de ayer las actividades infantiles (juegos tradicionales)y la merienda con hornazo.