Opel celebra los 50 años del Asconia y el Manta

SPC- Agencias
-

La marca festeja el medio siglo de estos modelos que fueron claves en el segmento medio

Opel celebra los 50 años del Asconia y el Manta

En 1970 Opel revolucionó el segmento medio. El Ascona fue el prototipo de una berlina deportiva, divertida de conducir, con voladizos cortos y un excelente dinamismo. El coche era atractivo en sus múltiples carrocerías; como deportivo de dos puertas, sedán de cuatro o como el primer familiar pensado para actividades al aire libre así y distintos estilos de vida. El punto culminante llegó con el Manta. El elegante coupé compartía tecnología con el Ascona, poniéndola al alcance de una amplia variedad de clientes. Con él, la marca lanzaba al mercado otro turismo de ensueño solo dos años después de la llegada del Opel GT de 1968. 
Los Ascona y Manta siguieron al GT al otro lado del Atlántico y se vendieron con éxito en EEUU; una carrera internacional lograda solo por unos pocos modelos de la casa. Hoy en día, los supervivientes de la primera generación son objetos de colección codiciados, con un valor muy superior al que se vendieron cuando eran nuevos. 
 En 2020, Opel celebra el aniversario de estos automóviles legendarios. Se espera poder llevar a cabo una gran concentración el 28 de junio, con unos 100 ejemplares en el museo de la marca en Rüsselsheim con más de 30.000 visitantes. 
Opel celebra los 50 años del Asconia y el MantaOpel celebra los 50 años del Asconia y el MantaLos dos vehículos que debutaron en 1970 fueron bautizados con los nombres de Ascona y Manta. Como berlina de dos y cuatro puertas, el Ascona se colocó entre los Kadett y Rekord y marcó tendencia: la versión Caravan fue el primer familiar medio de un fabricante alemán enfocado a distintos estilos de vida. 
 En un principio, el Ascona se ofreció con carrocería sedán de dos y cuatro puertas con acabados básico y lujoso. Su suspensión delantera independiente contaba con amortiguadores telescópicos y muelles helicoidales, mientras el eje trasero rígido se estructuraba con dos brazos longitudinales y una barra Panhard. La potencia la suministraba un motor de 1,6 litros y cuatro cilindros con 68 CV, que en la versión S de alta compresión alcanzaba los 80 caballos.
En 1975, poco antes de que el Ascona A fuese sustituido por la generación B, Röhrl y Berger vencieron en el Rally Acrópolis, consiguiendo la primera victoria de Opel en el Mundial. 
Opel celebra los 50 años del Asconia y el MantaOpel celebra los 50 años del Asconia y el Manta El deportivo Manta, cuyo logotipo del rayo está inspirado en las fotografías de Jacques Cousteau, debutó en septiembre de 1970. Era elegante, deportivo… y perfectamente adaptado a su tiempo. En aquella época, los atractivos coupés de cuatro plazas eran muy populares. La necesidad de destacar a través del automóvil tenía una gran demanda y la forma y las líneas del Manta eran justo lo que el cliente buscaba. En su primer año completo de ventas Opel entregó 56.200 unidades de este modelo; del que se produjeron 498.553 unidades durante toda su vida comercial. 
 Sus cinco años de producción se vieron enriquecidos con numerosas versiones como el Holiday o el Plus, que combinaban un nutrido equipamiento a precios ajustados. La última apareció en 1975, poco antes del debut del Manta B. El Black Magic, basado en el GT/E, tenía su carrocería pintada de negro con unas rayas anaranjadas que recorrían sus laterales así como el faldón delantero.