49.000 pacientes plantan al especialista en la 1ª consulta

SPC
-

Los hospitales públicos realizan más de 696.000 consultas entre enero y junio, a un ritmo similar al de hace un año

49.000 pacientes plantan al especialista la primera consulta

Entre enero y junio hubo 48.777 pacientes que plantó al especialista en su primera consulta y no anuló su cita, lo que supuso un siete por ciento de las 696.828 consultas que pasaron los profesionales de los hospitales de Sacyl. El dato no es baladí y llama a la responsabilidad de los usuarios, ya que estas faltas implicaron un gasto de diez millones de euros para las arcas públicas, el equivalente a la adquisición e instalación de cuatro aceleradores lineales. Las consecuencias de este uso ineficiente de los recursos también se trasladan al resto de usuarios y a la gestión del propio sistema, a través de las polémicas listas de espera.

Las cifras salen de multiplicar las consultas a las que no acudió nadie por el precio de estos servicios que oscilan entre los 227,89 euros ,en el caso de que se trata de primeras consultas de tramo 1, y los 179,81, en el caso de las de tramo 3. Las del dos se elevan a los 220,58 euros. Estos tramos se fijan en función de la especialidad y la complejidad del proceso.

Los gastos por el uso ineficiente de los recursos no se quedan ahí. A ellos hay que sumar, sólo en Atención Especializada, el importe de las pruebas a las que no acudió el paciente que entre enero y junio sobrepasó las 20.000, y con precios que superan los 300 euros en el caso de un TAC, los 80 que ronda una ecografía; los 60 de una mamografía y los más de 100 de una resonancia magnética. En global, los hospitales de Sacyl realizaron entre enero y junio 402.008 pruebas de este tipo, y registraron un absentismo del cinco por ciento. En concreto, el sistema sumó 164.383 ecografías; 35.235 mamografías; 134.305 TAC y 68.085 resonancias magnéticas.

A estos datos de Atención Especializada habría que añadir el impacto de las consultas en Atención Primaria, a las que dejan de acudir sin avisar unos dos millones de pacientes cada año. Sólo una primera consulta se eleva a 73 euros; una sucesiva, a los 66; una primera consulta con pruebas ronda los 89 euros, y la sucesiva, los 77.

Si se analizan los datos por provincias, se observa que los hospitales que registraron mayor absentismo en términos relativos en las primeras consultas con el especialista fueron el Complejo Asistencial de Zamora, con un diez por ciento, seguido por el Santiago Apóstol, en Miranda de Ebro (Burgos), y el Complejo Asistencial de Ávila, ambos con un nuevo por ciento. En el ocho por ciento se encontraron los hospitales Santos Reyes, en Aranda de Duero (Burgos); el de El Bierzo, el de Burgos y el de León.

En el Complejo Asistencial de Soria y en el de Salamanca la cifra se cerró con un siete por ciento, mientras que los de Medina del Campo, Palencia, Segovia y el Universitario Río Hortega cerraron el dato con un seis por ciento. Los pacientes del Hospital Clínico Universitario fueron los más responsables con el sistema, al registrarse en este centro un absentismo del tres por ciento, según recoge el último informe del Observatorio del Sistema de Salud de Castilla y León.

Por lo que respecta a las pruebas, un once por ciento de los pacientes del Santiago Apóstol no acudieron, muy por encima del nueve por ciento de los de El Bierzo. En el siete por ciento se encontraron los hospitales de Zamora, Burgos y León; en el seis, el Santos Reyes, Medina del Campo, Segovia y Salamanca, mientras que la cifra cae al cinco por ciento en el Complejo Asistencial de Palencia; al cuatro por cierto en los complejos asistenciales de Ávila y Soria; y al dos y al uno por ciento en los hospitales de Valladolid capital, el Clínico y el Río Hortega, en cada caso.