El sector primario deja en Ávila 329 contratos en junio

E.C.B
-

Esa cifra supone el doble de los firmados en esta provincia en mayo, según un estudio de Randstad

El sector primario deja en Ávila 329 contratos en junio - Foto: JOSE LUIS ROBLEDO

El sector primario deja en Ávila 329 contratos durante el mes de junio, del doble que el mes anterior cuando se firmaron 164, lo que en términos porcentuales supone un incremento del 100,6%. Esos contratos representan el 6,47% de los suscritos dentro del sector en Castilla y León, donde se contabilizan 5.085 en ese mes frente a los 4.877 de mayo, con un crecimiento del 4,3%, según el estudio realizado por la empresa de recursos humanos Randstad.
Ese dato regional supone un aumento 18,5 puntos porcentuales superior a la media nacional (-14,2%). Y es que el volumen de contratos registrado en la comunidad supone el 2,4% del total que se ha firmado en todo el país.
A nivel provincial, Valladolid ha sido donde se han registrado más contratos en el sector primario, 1.654 firmas, y un descenso del 1,5% menos que en mayo, seguida por Segovia, con 898 contratos (111,8%), y Burgos, con 787 (-33,2%). Con volúmenes más moderados se encuentran Zamora, 394 (8,8%); León, 346 (-42,2%), y Ávila, 329 (100,6%). Por su parte, Soria, con 270 (42,1%); Salamanca, 231 (36,7%), y Palencia, con 176 (58,6%), son las provincias donde menos contratos se han firmado.
A nivel nacional, el primario continúa siendo en junio el mayor generador de contratos, con 208.583 firmas, a pesar de que el volumen se redujo un 14,2% con respecto a mayo, cuando fueron 243.146.  
La contratación registrada hace un año, en junio de 2019, fue de 227.063, un 8,9% superior a la actual, una diferencia poco significativa comparada con los considerables impactos negativos de la pandemia en el empleo de otros sectores. Este dato revela la importancia del sector primario, designado durante el estado de alarma como servicio esencial, para el normal funcionamiento de la sociedad y, por lo tanto, lo urgente de la contratación para evitar que la producción se detenga.
La evolución de la contratación desde mayo de 2019 indica que el volumen de contratos no dejó de caer hasta registrar la cifra más baja en agosto del pasado año, con 156.749 firmas. Desde entonces, este indicador registró una tendencia de incremento -con excepción de la caída del 15,3% experimentada en noviembre-, hasta obtener el máximo del periodo estudiado en diciembre, 340.495 contratos. Desde entonces, ha vuelto a encadenar meses de descensos, con la excepción del pasado mayo, en el que la cifra de contratos aumentó un 30,7%, para volver a caer en este junio, registrando 208.583 rúbricas.