Mayo y junio maquillan la pérdida de empresas por la crisis

E.C.B
-

En apenas dos meses, los negocios dados de alta en la Seguridad Social se redujeron en esta provincia un 6%, pero al cierre del semestre volvieron a los números de principios de año, con 4.964 empresas

Mayo y junio maquillan la pérdida de empresas por la crisis - Foto: Isabel García

La crisis ocasionada por la pandemia de la covid-19 ha mermado el tejido empresarial de Ávila, que en apenas dos meses vio cómo el número de empresas dadas de alta en la Seguridad Social se reducía un 6 por ciento, pues de las 5.076 que había en febrero se pasó a 4.772 en abril, es decir, 304 menos. No obstante, aunque muy poco a poco, muchas de esas empresas que tuvieron que cerrar o plantear medidas de regulación para sus trabajadores, están retomando su actividad y así lo indican los datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo correspondientes a los meses de mayo y junio, en los que la actividad empresarial ha aumentado en esta provincia, alcanzando cifras de principios de año, con 4.964 empresas al cierre del primer semestre de 2020.
Pese a que el año había comenzado con una tendencia de crecimiento, pues de enero a febrero se habían sumado 61 negocios más para alcanzar los 5.076, en marzo ese rumbo se torció con el decreto de estado de alarma a mediados de mes, y a finales del mismo el número de empresas inscritas en la Seguridad Social ya se redujo a 4.794, concretamente 282 menos, y siguió bajando en abril hasta las 4.772 (22 menos que en marzo).
El sector más afectado en esta provincia por la crisis, si atendemos al porcentaje de empresas cerradas en ese periodo, fue la construcción, donde de febrero a abril se registró una caída del 14,51 por ciento que se tradujo en un centenar de empresas menos dadas de alta en la Seguridad Social. Le siguió el sector servicios, con una reducción del 5,96 por ciento que en términos absolutos supone 205 negocios menos. La industria, por su parte, también experimentó una reducción en esos dos últimos meses del 2,55 por ciento, al contabilizarse 11 empresas menos, mientras que el sector agrario fue el que mejor comportamiento tuvo, pues se produjo un incremento del 2,33 por ciento en el número de empresas, es decir, doce más.
No obstante, el sector servicios continuó siendo el más importante de la provincia, pues casi el 68 por ciento de las empresas que estaban en funcionamiento en esta provincia pertenecían al mismo. En concreto, los datos aportados por el Ministerio de Trabajo en ese momento (a 30 de abril) situaban el número de negocios del sector servicios en 3.235 frente a los 589 de la construcción (12,34 por ciento del total), los 528 del agrario (11,06 por ciento) y los 420 de la industria (8,8 por ciento).
Pero el panorama, como indicábamos, ha cambiado en los dos últimos meses de ese primer semestre, y si ya en mayo se apuntó esa recuperación de la actividad, al sumar 72 empresas a los registros de la Seguridad Social para situar la cifra en 4.844, en junio, último mes del que se disponen datos hasta la fecha, esa tendencia continuó y se alcanzaron las 4.964 empresas dadas de alta, es decir, 120 más que el mes anterior.
Y como es normal, fue el sector servicios el que mejores datos acumuló tanto en mayo como en junio, al darse de alta 23 negocios el primer mes y 74 en el segundo, hasta situarse en 3.332.También tuvo un buen comportamiento la construcción, con 40 empresas más en mayo y 28 en julio, para alcanzar las 657. Más discretos, aunque igualmente importantes, fueron los crecimientos en la industria, donde de abril a junio se sumaron 7 altas en la Seguridad Social para contabilizar 427 al cierre de ese mes, y en el sector agrario, con 20 empresas más para llegar a las 548.