scorecardresearch

El Hogar Santa Teresa atendió en 2022 a 376 personas

M.M.G.
-

La cifra, que supone un aumento del 36% respecto a la de 2021, podría ser aún más alta en 2023, ya que sólo en los primeros días del año han pasado por las instalaciones del antes conocido como albergue de transeúntes 50 usuarios

El Hogar Santa Teresa atendió en 2022 a 376 personas

El Hogar Santa Teresa de Cáritas, conocido anteriormente como Albergue de Transeúntes, atendió el año pasado a 376 personas. Se trata, sin duda, de una cifra alta, sobre todo si se compara con las 275 que pasaron por sus instalaciones en 2021. Es decir, la cifra de usuarios de este servicio de acogida de Cáritas Diocesana aumentó un 36,7 por ciento el año pasado.

Y lo cierto es que, a la vista de los datos que ya está registrando en estos primeros días del año, la tendencia de usuarios sigue al alza. Porque en los primeros compases del 2023, que han venido marcados por bajísimas temperaturas, ya son más de 50 personas las que han hecho uso del Hogar Santa Teresa.

Ubicado en la calle Príncipe Don Juan de la capital abulense, en el Hogar Santa Teresa se acoge a las personas «desde el corazón y desde toda la calidez que podemos poner en nuestras atenciones. Queremos que la gente que pase por nuestros despachos se sientan acogidas, apoyadas, acompañadas, por lo que siempre mostramos el cariño y la cercanía que ellos merecen». Así lo destaca su responsable, Juan Antonio Avilés, que apunta que ante esta ola de frío no se han tomado medidas extraordinarias, «ya que disponemos de plazas suficientes para cubrir las necesidades, y si no se derivarían a hostales de la ciudad», cuya estancia estaría costeada por la propia Cáritas, aclara el responsable del servicio).

«"Y en caso de quedarnos sin plazas en el centro y en hostales, podríamos llegar a habilitar el salón para acoger la urgencia de las personas que lo necesiten, para que nadie se quede en la calle. Pero gracias a Dios no se nos ha dado el caso», continúa explicando.

Explica también Avilés que en el Hogar Santa Teresa la atención va mucho más allá de un techo donde pasar la noche. «Siempre se cubre lo primero la urgencia tanto de alimentos como de alojamiento, y después se realiza la valoración de cada caso para dar la respuesta más adecuada para cubrir la necesidad de cada persona», apunta.

Una atención integral que, como detalla el responsable del servicio, trata de que las personas «tengan las herramientas para recuperar su vida social no como estaban hasta el momento: mal mirados, excluidos. Ellos quieren volver a una vida normal. Y por eso Cáritas apuesta por este proyecto, tomando el relevo de lo que se venía haciendo hasta ahora, pero de una forma mucho más personalizada, desde el mismo centro, con todos los apoyos necesarios».

Explica Avilés que el Hogar Santa Teresa se enmarca «dentro del programa grande que se está creando, que es el de atención primaria y atención social, para dar una respuesta integral a la persona: no sólo a nivel domiciliario, cubriendo sus necesidades básicas de alojamiento, sino también a nivel de ayudas, burocrático, y todo lo que nuestras trabajadoras sociales puedan atenderles. Queremos que todo sea un mismo eje en el que todos estemos coordinados, y podamos apoyarnos unos programas y otros, para que todo sea mucho más transversal y la persona pueda tener las respuestas que necesita en cada momento».