El contraataque de la Fiscalía

SPC
-
El contraataque de la Fiscalía - Foto: Emilio Naranjo

El Ministerio Público combate el «victimismo» de las defensas del primer día del juicio contra los líderes independentistas y enfatiza que la democracia se defiende con esta causa en el Supremo

Muy esperada era ayer la intervención de la Fiscalía en el juicio del procés. Casi tanto como la de Vox. Y si los fiscales no defraudaron a sus defensores por su contundencia, seguramente los seguidores del partido de ultraderecha quedaron algo decepcionados por su brevedad y tecnicismo.
El Ministerio Público respondió con fuerza a los alegatos políticos que hicieron en la sesión inaugural algunos abogados del procés e incluso subieron el listón. Durante casi dos horas, Javier Zaragoza y Fidel Cadena hicieron sonar en las paredes del Salón de Plenos del Supremo palabras como «democracia», «mayoría silenciosa», «plan concertado», «ley suprema», «aventura», «cóctel explosivo» y, por supuesto, «violencia». Sacaron la artillería pesada.
Zaragoza pasó así de dirigir durante 11 años la Fiscalía de la Audiencia Nacional a brillar en uno de los juicios más importantes de la democracia, precisamente la palabra que invocó para defender este proceso. «Segovia no es de los segovianos, ni Zaragoza de los zaragozanos», proclamó su compañero Cadena para negar el derecho de autodeterminación catalán, usando para ello su tierra y la del fiscal Zaragoza, maños de nacimiento.
Éste, con voz más grave y firme que Cadena pero con términos igual de tajantes, fue el primero en hablar en una segunda jornada que fue más sobre ruedas que la primera. Porque no hubo colas a la entrada del Supremo, ni agolpamientos en los pasillos, ni gritos de admiración de miembros del público al ver a los abogados de Vox.