La cita anual con Hacienda se mantiene pese al confinamiento

Agencias
-

La campaña de la renta comenzó el pasado día 1 con la opción de presenta la declaración vía internet y se prolongará hasta el 30 de junio a la espera de que se pueda hacer presencialmente

La mayoría de los borradores se envían a través de la web, por lo que no se prevé que el estado de alarma afecte. - Foto: EP

La pandemia del coronavirus ha paralizado a buena parte del país y del mundo. Sin embargo, no ha pospuesto la cita que los españoles tienen con Hacienda cada año y el pasado miércoles comenzó el plazo de presentación de las declaraciones de la renta y patrimonio de 2019.
Se trata, desde luego, de una campaña atípica, en pleno confinamiento por la crisis sanitaria, pero desde el Ministerio que dirige María Jesús Montero no dudaron a la hora de mantener el calendario previsto. 
El objetivo de que los contribuyentes reciban cuanto antes sus devoluciones es el argumento defendido desde Hacienda para no modificar las fechas, en un momento en que buena parte de los trámites administrativos se encuentran en suspenso por el estado de alarma.
De este modo, desde el 1 de abril se pueden presentar las declaraciones por internet, a través del programa Renta web o de la aplicación móvil de la Agencia Tributaria. 
Quienes quieran optar por la vía telefónica, a través del programa Le llamamos, podrán solicitarlo a partir del próximo 5 de mayo para que los profesionales les llamen a partir del 7 de mayo, tan pronto como sea posible, pero sin posibilidad de elegir una franja horaria, como sí que sucedía en anteriores ocasiones.
Por lo que respecta a la atención presencial en oficinas -que actualmente se encuentran cerradas-, la Agencia mantiene el inicio en el 13 de mayo, con cita previa que se podrá solicitar desde el 5 de ese mismo mes.
La campaña de la renta y patrimonio se extenderá hasta el 30 de junio, salvo para las declaraciones a ingresar con domiciliación bancaria, que tendrán que estar presentadas como muy tarde cinco días antes de que expire el plazo, el 25 de junio.
Hacienda recuerda que casi un 88% de los documentos se presentan a través de internet, por lo que no se verían afectados por el confinamiento declarado durante estos días, y que casi el 70% salen a devolver, de manera que los primeros contribuyentes podrían empezar a recibir sus devoluciones hoy mismo, ya que apenas hay actividad y los borradores se analizarán casi de manera inmediata.
En esta campaña estarán obligados a declarar los contribuyentes que en 2019 obtuvieron rendimientos del trabajo superiores a 22.000 euros o 14.000 euros en caso de que tengan más de un pagador, perciban pensiones compensatorias o cuyo pagador no esté obligado a retener, entre otras circunstancias.

 

Menos devoluciones

Entre las novedades de este año, figura la simplificación de la información relativa al domicilio fiscal, que se consignará de manera separada al resto de la información para su ratificación o modificación.
Toda la información relativa a los inmuebles propiedad del contribuyente se agrupará en un único apartado para facilitar su declaración en función de su uso, por ejemplo vivienda habitual o alquiler. En el caso de inmuebles alquilados, se contará en este apartado con los campos para incorporar la información de los arrendatarios en caso de alquiler habitual, así como el desglose de los gastos deducibles que le servirán para calcular el rendimiento neto. 
La Agencia Tributaria prevé devolver 10.686 millones de euros a 14,56 millones de españoles este año, lo que supone una cantidad un 1,5% inferior a la de la campaña anterior, a pesar de que el número de contribuyentes subirá un 0,5% respecto a la campaña de 2018. Además, según esas estimaciones, el resultado a ingresar crecerá un 6,7%, hasta los 12.798 millones de euros.
En total, el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda espera que la campaña de este año cuente con 21,03 millones de declaraciones, lo que supone un aumento del 1,6% (335.000 más), de los que 17,54 millones serán individuales (+3,2%) y 3,49 millones conjuntas (-5,6%).
De esos más de 20 millones de borradores, 14,56 millones darán derecho a devolución, un 0,5% más, por un importe de 10.686 millones de euros, un 1,5% menos, mientras que 5,51 millones saldrán con resultado a ingresar, un 3,1% más, por importe de 12.798 millones, un 6,7% más.
La Agencia Tributaria estima unas 950.000 declaraciones negativas y otras, lo que supone un incremento del 11,1% respecto al año anterior. En total, se registrará un resultado neto positivo de 2.113 millones de euros, frente a los 1.152 millones