scorecardresearch

El preacuerdo de Siro incluye mejoras salariales del 2% y 100M

SPC
-

Los inversores reconocen que se trata de la «última y mejor oferta» que pueden presentar y aseguran que «agota su capacidad de realizar mejoras adicionales»

Miembros del comité de empresa de Siro a su llegada este jueves a la sede del Ministerio de Industria en Madrid. - Foto: Ical

El futuro de Siro vivió ayer otra jornada de sobresaltos, aunque, en esta ocasión, el resultado fue esperanzador para el devenir de la compañía galletera y los 1.500 empleos que dependen de su continuidad. El preacuerdo alcanzado a las 03.00 horas de la madrugada en la sede del Ministerio de Industria tras seis horas de reunión entre los comités de empresa y los inversores sobre las condiciones del plan de competitividad contempla, entre otras cuestiones, mejoras salariales del dos por ciento durante los próximos cuatro años, ampliable en función de objetivos desde entonces, así como cien millones de euros de inversión para reflotar la empresa. «Hemos agotado la capacidad de realizar mejoras adicionales. Esta es la mejor y última oferta», reconocieron ayer los inversores, tal y como informó Cem Karakas, partner en Afendis Capital Management.

Y es que ayer transmitieron a los comités de empresa su «última y mejor oferta», que supone una inversión financiera adicional de más de 12 millones por su parte. A su juicio, creen «firmemente» que esta oferta mejorada frente a las anteriores condiciones del plan de competitividad «es muy atractiva para todos los empleados de Cerealto Siro y ofrece la oportunidad de un futuro industrial y laboral sostenible para la empresa». En todo caso, las mismas fuentes señalaron que para seguir adelante con la inversión, es «imprescindible» que las condiciones del plan de competitividad sean aprobados por todas las plantas.

«Con una estrategia industrial adecuada y con inversiones de crecimiento, la empresa tiene potencial para convertirse en un líder del sector y para crear muchos puestos de trabajo en el futuro», insistieron, para aclarar que Siro «no es sostenible a día de hoy ni desde el punto de vista financiero ni estratégico». 

Ahora la pelota vuelve al tejado de los trabajadores, que deberán ratificar hoy este preacuerdo sobre el plan de viabilidad en votaciones en los cuatro centros de trabajo que Siro tiene enCastilla y León. Para ello, la ministra Maroto en persona se trasladará a tres asambleas para aclarar todo lo necesario y pedir el apoyo de los trabajadores al preacuerdo. En una entrevista en la RadioPalencia, la ministra se mostró cauta y pidió esperar, ya que ahora hay que convencer a los trabajadores de las plantas. 

Así, adelantó que los inversores destinarán 100 millones para garantizar el futuro de las plantas de Siro, y aseguró que habrá inversión de dinero público al comprometer «importantes recursos» para su viabilidad financiera. 
Maroto no ocultó que el Ministerio llevaba varios días tratando de encontrar un equilibrio entre los intereses del nuevo inversor para que realizará un «desembolso importante en las fábricas, el cual no es paliativo». «Hemos financiado ya una parte de lo que es la resistencia de la empresa, ya que había momentos en los que no se podían pagan las nóminas ni a los proveedores, algo que se ha evitado con dinero público que ha puesto el Gobierno de España», reconoció la ministra.

El plan de competitividad negociado este jueves, dijo, garantiza una serie de mejoras salariales y laborales y un plan de inversiones que modernizará las plantas y añadirá valor añadido al producto, porque en la mayoría de las plantas «se desarrolla producto de bajo valor desde el punto de vista que supone la industria agroalimentaria».  

«Es lo menos malo»

El Comité de Empresa de Siro en Toro (Zamora) valoró ayer positivamente el principio de acuerdo y confiaron en que «prospere» para conseguir, «al menos, una recuperación del poder adquisitivo» de la plantilla. «Esperamos que salga para delante, porque sería lo menos malo», explicó la presidenta del Comité de Empresa, María José de la Iglesia.  Por su parte, el líder regional del PSOE, Luis Tudanca, alabó el «enorme esfuerzo» de los sindicatos así como de la ministra de Industria y la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, para salvar los miles de empleos de Siro: «Están luchando por nuestra tierra. Más de lo que algunos hicieran nunca», sentenció el líder socialista en la Comunidad.

Carriedo: «El éxito es de empresa, trabajadores e inversores»

El consejero de Economía, Carlos Fernández Carriedo, huyó ayer de polémicas en torno a la reunión de este jueves con los representantes de Siro y su salida hacia Madrid, con un autobús fletado por la Delegación del Gobierno, y sentenció sobre el principio de acuerdo: «Nos tiene que gustar el resultado y si les vale a los trabajadores nos vale, porque supone salvar el empleo». Preguntado por si la ministra les planteó acudir a la reunión, el consejero se limitó a decir: «Vamos siempre a los sitios donde se nos invita» e insistió en que «siempre» se queda «con lo positivo». «Teníamos una situación crítica y si conseguimos salvar el empleo habrá merecido la pena», dijo antes de repetir que están «contentos» porque la situación es mejor.

El consejero de Economía autonómico recordó que el «éxito» corresponde a los trabajadores y la empresa, y, si no se hubiese producido el acuerdo «hubiesen fracasado todos». En este sentido, puso de relieve que ambas partes renuncian a algo y «se logra mantener la actividad, la producción, el empleo y la capacidad de seguir creciendo». «Ganamos todos si Siro sigue existiendo. Es una buena noticia para Castilla y León», enfatizó. En este punto afirmó que «el esfuerzo ha merecido la pena», e hizo extensible el agradecimiento al inversor, los acreedores, los distribuidores, los clientes, y las administraciones, Junta, Gobierno y Ayuntamientos, con un «papel destacado de los alcaldes».