Las ayudas estatales impulsan la venta de vehículos

I.Camarero Jiménez
-

Durante el mes pasado se adquirieron en Ávila 193 unidades, por las 186 del mismo mes del año pasado y son los particulares los que impulsan el crecimiento, no así las empresas

Las ayudas estatales impulsan la venta de vehículos - Foto: David Castro

Parece que los planes de ayuda a la compra de vehículos puestos en marcha por el Gobierno han tenido su efecto en Ávila durante el pasado mes de julio ya que han permitido que las matriculaciones de coches y todoterrenos se incrementaran un 3,76% en Ávila al pasar de los 186 vehículos adquiridos en 2019 a los 193 que se han comprado durante el mes pasado, según los datos de las patronales Anfac, Faconauto y Ganvam.
Es significativo que estos planes que nacen evidentemente para reactivar uno de los muchos sectores atacados tras la declaración del estado de alarma y la crisis de la covid-19 hayan calado especialmente entre los particulares más que en la empresa pues de los 193 vehículos nuevos 155 los han adquirido los primeros y sólo 38 las empresas. 
En este sentido el empuje, aunque sea leve viene de los particulares, con 14 unidades más que en el mismo mes del año pasado cuando fueron 141 (crece casi un 10%). Y es que la adquisición de vehículos por parte de empresas ha ido a menos ya que en julio de 2019 compraron 45 unidades por las 38 actuales.
Esto en lo que tiene que ver con las compras de vehículos durante el mes de julio que al menos da ciertos visos de esperanzas para un sector que acumula en los siete primeros meses pérdidas especialmente significativas ya que en aquel periodo de  2019 se vendieron en Ávila 1.331 vehículos y un año después. Pese al dato malo hay que decir que hasta junio el retroceso era del 47% así que algo lo matiza. 
Es la pérdida de empresas adquirientes de unidades la que más influye en este revés pues se ha reducido a la mitad. De enero a julio de 2019 compraron 432 unidades, por las 206 de la actualidad, el 52,31% menos.
Por su parte los particulares tampoco han visto en estos siete meses un bueno momento para la compra de un coche, han sido 585 las unidades adquiridas por las 899 del mismo periodo de 2019 por lo que el retroceso ha sido del 34,93%.
A la hora de decantarse por el tipo de combustible con el que se mueve el coche la partida claramente la gana la gasolina con 103 de los 193 vehículos adquiridos y lo que supone el 53,37% del total, ahora bien retrocede un 4,63% respecto a julio de 2019; mientras que el diésel supone 53 unidades, el 27,46% del total y un avance del 10,4%; y del resto de combustibles se adquirieron 37 vehículos, el 19,17% del total y con un avance del 23,3% La tónica general en el acumulado del año es la misma ya que de las 791 nuevas matriculaciones de 2020 el 53,6% se correspondían con vehículos de gasolina (424); en torno al 30% a diésel (238) y el 16,31% son de otro tipo de combustible (129).