La mayor colonia regional de buitre negro está en Iruelas

I.Camarero Jiménez
-

Castilla y León y Extremadura atesoran el 56% de la población reproductora de esta especie y sólo la Reserva Natural abulense da cobijo y vivienda a 141 parejas de un total de 259 con las que cuenta Ávila

La mayor colonia regional de buitre negro está en Iruelas

El buitre negro (Aegypius monachus) en España es una especie incluida en la categoría de Vulnerable del Catálogo Español de Especies Amenazadas (R.D. 139/2011) y también está considerada como vulnerable en el Libro Rojo de las Aves de España (Madroño et al..., 2004). Pues bien este precioso animal ha encontrado en Ávila su casa, especialmente en la Reserva Natural del Valle de Iruelas. La colonia que allí se ha establecido a lo largo de los años, y consolidado uno tras otro que es lo importante, es la mayor de toda Castilla y León. Hay que tener en cuenta además que entre Castilla y León y Extremadura atesoran el 56% de la población reproductora de esta especie en España.
El año 2019 cerró con 141 parejas allí establecidas. A muy larga distancia en la región estaría la colonia del Pinar de Valsaín con 62 parejas y la cabecera del río Moros con 55 parejas y ambas en Segovia (sumándolas no llegan a las cifras de Ávila).
Por otra parte y aunque al parecer Iruelas se ha convertido en la mejor casa para el buitre negro hay que decir que según los datos facilitados a Diario de Ávila por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, las parejas que han nidificado a lo largo y ancho de nuestra provincia son bastantes más ya que suman 259 repartidas por tres núcleos (el denominado Gredos Macizo Oriental, que incluye Iruelas, y que suma 208 parejas; el Macizo Central, con 48 parejas y el núcleo de la Sierra de Guadarrama con otras tres parejas (Peguerinos está en ese ámbito cuenta con dos parejas y una más que está aislada en ese entorno).
Ahondando en la situación del buitre negro en Iruelas hay que destacar además que de las 141 parejas, 135 iniciaron la reproducción y llegaron a nacer 95 pollos de los cuales finalmente llegaron a volar 89. 
Es por eso que desde la Consejería de Fomento estiman que los parámetros reproductores -esto es la productividad y el éxito reproductor- son elevados y se mantienen bastante estables en los últimos años lo que es un indicativo del «buen estado de conservación de la colonia».
A nivel de la provincia en general «la evolución de la población reproductora de buitre negro es muy positiva, con un incremento de parejas en la mayor parte de las colonias y además, una recolonización de áreas de reproducción histórica. 
Respecto a 2018 en Ávila han surgido durante el año pasado dos nuevas colonias, denominadas Alberche 3 y Alto Tiétar 2, ambas contaban con una pareja aislada en el 2018 y ahora han subido respectivamente con tres y dos parejas.
Pero ¿a qué obedece esta buena situación? A que el buitre negro encuentra en Ávila «un hábitat favorable para nidificar en los extensos pinares de la sierra y continuar su crecimiento, las parejas encuentran suficiente alimento para poder completar su ciclo reproductivo sin necesidad de realizar un gasto energético elevado en desplazamiento», así lo explican a Diario de Ávila fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.Además el estado sanitario de los ejemplares (en virtud de la información reportada por los Centros de Recuperación de Animales Silvestres de Castilla y León) «es positivo y las molestias por actividades humanas están cada vez más reguladas y controladas por la administración competente, con lo que la especie en estos momento no tiene importantes amenazas ni problemas de conservación».