scorecardresearch

El belén municipal se abre a los abulenses

F.J. Rodríguez
-

El Ayuntamiento de Ávila instala un año más el nacimiento en el palacio de Superunda, con más espacio que en ediciones anteriores, que ha dedicado a su exposición

El belén municipal se abre a los abulenses - Foto: David Castro

«Bendecir  un belén es una apuesta por la esperanza», señalaba ayer el obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, en el acto de bendición del belén del Ayuntamiento de Ávila, que por tercer año se ha instalado en el Palacio de Superunda. «Esperanza que trajo Jesucristo –proseguía afirmando el prelado abulense–, pero una esperanza más en estos tiempos que estamos con el Covid por lo que yo pido al Señor, especialmente al bendecirlo, que lo aleje de nosotros, que lo superemos ya de una  vez y, sobre todo, preserve a los más pequeños». También comentó el prelado abulense que «bendecir un belén, en respeto exquiso a las convicciones de los demás y en libertad religiosa, es manifestar lo que hemos sido y lo que somos la inmensa mayoría de los ciudadanos de Ávila. En un mundo secularizado como el muestro, olvidarse de las raíces cristianas o esconderlas es como si escondiéramos  también en Ávila nuestras iglesias. Esconderíamos nuestra razón de ser; es decir, no se puede obviar la significación religiosa de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestro tiempo, de nuestras fiestas».

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y el obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, inauguraron este Belén que, por tercer año se ubica en el palacio de Superunda y que en esta ocasión rinde homenaje a los belenes tradicionales.

El alcalde excusó la presencia de los colegios de Ávila que suelen participar, invitados por el Ayuntamiento, en la inauguración de belén del Ayuntamiento. Pero este año, dijo el regidor, no se ha cursado esa invitación ante la incidencia Covid que tiene la ciudad en estos momentos. 

Acompañado por miembros de la Corporación municipal, el alcalde de Ávila ha agradecido el trabajo de los técnicos del Área de Servicios a la Ciudad, que se encargan del montaje y desarrollo del belén, que este año ocupa 70 metros cuadrados –frente a los 50 de años anteriores– y está integrado por unas 150 figuras que forman parte de la tradición belenística de  nuestro país. Algunas de  estas piezas son móviles. Materiales naturales como arena, piedra o agua forman parte también de este belén que se sitúa en un espacio accesible y con recorrido delimitado  y que es el tercer año que se instala el belén en el Palacio de Superunda. Además, es un palacio que cuenta con calefacción.

Hasta el 5 de enero permanecerá abierto al público el Belén Municipal, en horario de 10 a 21 horas, salvo los días 24 y 31 de diciembre, que abrirá de 10 a 15 y de 17 a 20 horas, y los días 25 de diciembre y 1 de enero, que abrirá de 12 a 14 y de 17 a 20 horas.