scorecardresearch

El PSOE contrapone su plan anticrisis con el de la Junta

SPC
-

Los socialistas insisten en que «se necesitan medidas rápidas y extraordinarias» y recriminan al presidente de la Comunidad que se dedique a «sestear y vaguear»

La viceportavoz del grupo socialista, Patricia Gómez Urbán (i), y la portavoz de Hacienda, Rosa Rubio. - Foto: Ical

ElPartidoSocialista volvió a poner ayer sobre la mesa su plan anticrisis, que ya fue presentado hace meses, con un conjunto de medidas por valor de 356 millones para complementar las bonificaciones del Gobierno a los carburantes y con ayudas para los sectores más castigados por la crisis como el transporte o los agricultores y ganaderos. La viceportavoz del grupo, Patricia Gómez, y la portavoz de Hacienda, Rosa Rubio, fueron las encargadas de explicar los detalles del plan anticrisis socialista, y sostuvieron que hay dinero suficiente para hacer frente a las medidas que proponen a la Junta, tanto por el superávit de 173 millones, como por los fondos transferidos por el Gobierno central como por los 741 millones que corresponden a la Comunidad del Impuesto de Hidrocarburos, que quieren que acabe en «los bolsillos de los ciudadanos».

Las socialistas criticaron que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, está más «ocupado y preocupado» de asistir a «partidos de fútbol», en referencia a su presencia en la final de la Champions League en París, y en actos de la precampaña de Andalucía, que de la situación económica de Castilla y León. «Se necesitan medidas rápidas y extraordinarias», argumentó la portavoz de Hacienda, que recriminó al dirigente autonómico que se dedique a «sestear y vaguear» en vez de buscar soluciones a los problemas de Castilla y León.

La primera petición, recogida en la moción  que se debatirá en el pleno de las Cortes los días 7 y 8 de junio,  es el cumplimiento de la resolución aprobada el 14 de abril de 2021 por el pleno de las Cortes para habilitar fondos por un importe de 162,79 millones. A ello se une la aprobación, a «la mayor brevedad posible», de un plan de respuesta a la crisis por la invasión de Ucrania, con una dotación de al menos 194,8 millones. Este plan anticrisis, contempla una bonificación extraordinaria y temporal en el precio de venta al público de determinados productos energéticos y aditivos, de diez céntimos por litro de carburante que complemente los 20 aplicados ya por el Gobierno a las estaciones de servicio.

También, figura el adelanto del 90% de la campaña de la PAC de 2022 sin cargas administrativas ni financieras para los beneficiarios y habilitar un fondo extraordinario para los sectores de la agricultura y la ganadería por un importe de al menos 14 millones, que complementen los 10 millones aprobados ya por la Junta de Castilla y León.

Igualmente, el plan pasa por revisar todas las tasas vinculadas a vivienda, ganadería y agricultura, para su reducción o eliminación; abonar el bono Social térmico en el plazo de un mes; y crear una ayuda extraordinaria directa para luchar contra la pobreza energética, al menos con el mismo importe que el bono térmico y eléctrico.

En cuanto al apoyo para el tejido económico y empresarial, plantea una convocatoria para los trabajadores afectados por un ERTE de Empleo con una cuantía mínima de tres millones.