Un estudio confirma que viajar en tren en Ávila es residual

L.C.S
-

Los desplazamientos por carretera son, con mucha diferencia, la opción preferida por los abulenses tanto para llegar a Madrid como para los destinos regionales

Un estudio confirma que viajar en tren en Ávila es residual - Foto: David Castro

Un estudio piloto y experimental que el Ministerio de Fomento realizó utilizando la aplicación de la tecnología Big Data, detectó que durante un lunes del mes de octubre del año 2018, un total de 465 abulenses utilizaron el tren para desplazarse desde Ávila a Madrid. Ese mismo día los desplazamientos en carretera entre ambas poblaciones fueron 13.713. La diferencia, confirmada y aumentada en otros días de ese mismo mes y también del mes de julio, ratifican que el transporte de viajeros en tren en la provincia de Ávila se puede calificar como residual, si se compara con la opción de utilizar el de carretera, bien en vehículo propio o bien en autobuses, que es la preferida por los abulenses tanto para llegar a Madrid como para hacerlo a destinos regionales.
El denominado ‘Estudio de la Movilidad Interprovincial de Viajeros’ ha utilizado como fuente de datos principal los registros de las antenas de telefonía móvil una vez anonimizados, cumpliendo con las normativas vigentes de protección de datos. A partir de ellos y su fusión con otras fuentes que incluyen datos entre otros de la red y de la oferta y la demanda de transporte, se han generado distintos indicadores-valores de demanda de transporte para un periodo estival (julio/agosto) y un periodo no estival (octubre).
El informe ofrece la posibilidad de comprobar la movilidad con origen en una provincia y destino en otra ya sea en viajes por carretera o por tren durante las 24 horas del día y por cualquier motivo, y en lo que a los datos que atañen a la provincia de Ávila, la principal conclusión es que el uso del tren ha quedado como una opción secundaria  para quienes optan por desplazarse desde la provincia abulense cualquier otra de España.
La escasez de conexiones directas de larga distancia y la ausencia de AVE obligan a los viajeros a optar por el coche o el autobús, a pesar de que las vías de alta velocidad por carretera en la provincia son escasas (A-50, A-6) y en buena parte, de pago (AP-6 y AP-51).
Con estos condicionantes, no es de extrañar que el estudio ofrezca datos bien dispares en cuanto al modo de desplazamientos en las mismas fechas. Así, mientras que un domingo de julio hay 10 conexiones en tren desde Ávila a otras provincias que suman 1.187 viajeros, ese mismo día se detectaron viajes desde Ávila 46 destinos por carretera, con casi 100.000 viajeros. Sólo entre Ávila y Cáceres hubo 1.337, más que todos los que usaron el tren ese día.
En parecidas cifras se mueven el resto de días analizados. Siguiendo con el mes de julio, pero fuera del fin de semana, los viajeros entre Ávila y Madrid en martes sumaron 382, con otros seis destinos, mientras que por carretera en esa jornada hubo 18.255 desplazamientos entre Ávila y Madrid, casi 4.000 con destino a Salamanca y más de 2.000 a Toledo, y así hasta 43 provincias más.
Fuera del periodo estival, en el mes de octubre, es cierto que se detecta un aumento de viajeros en tren con Madrid yValladolid como principales destinos, pero con cifras muy alejadas de las de los que se desplazaron por carretera. Como ejemplo baste señalar que el tope de tren entre Ávila y Madrid en octubre es en domingo con 857 viajeros y otras 6 provincias de destino, y en ese mismo día entre Ávila y Madrid hubo 36.626 desplazamientos, y se contabilizaron viajes con origen en la provincia abulense y destino en otras 42 provincias más.
En ese mismo mes, pero en día laborable (martes) hubo 441 viajeros en tren entre Ávila y Madrid y conexiones con otras 5 provincias más, mientras que por carretera los viajes entre Ávila y Madrid fueron 12.415, y conexiones por carretera desde la provincia abulense hasta otras 44 de España.