scorecardresearch

Los niños construyen su ciudad

B.M
-

El Consejo Municipal de la Infancia celebró una sesión en la que se pidieron mejoras en seguridad en el entorno escolar, accesibilidad o instalación de papeleras

Los niños construyen su ciudad - Foto: David Castro

Mejoras en la seguridad en el entorno escolar, en la accesibilidad o instalación de papeleras fueron tres de las peticiones que llegaron al Ayuntamiento de Ávila a través del Consejo Municipal de la Infancia, que celebró su Pleno. La intención sigue siendo escuchar a los niños y que puedan expresar su modelo de ciudad.

El Ayuntamiento recogió las aportaciones de los jóvenes en una sesión presidida por la teniente de alcalde de Servicios Sociales y Hacienda, Ángela García, acompañada por miembros de la Corporación y también de Cáritas Diocesana, así como de padres y familiares de los integrantes del consejo. Presidió una cita en la que una docena de niños, representantes de los diferentes colegios de la ciudad, expusieron sus inquietudes y propusieron iniciativas de las que el Ayuntamiento toma nota para su posible implantación.

En el pleno, que se celebra en el marco de las actividades de conmemoración del Día Mundial de la Infancia, que se celebra cada 20 de enero, se leyó un manifiesto, antes de dar paso a las peticiones llegadas desde los niños.

Entre ellas estaba la de Ander, que habló de accesibilidad y pidió que los pasos de cebra estén todos más marcados y los autobuses vayan diciendo todas las paradas.

Irene pidió carteles para «recordar que hay un servicio de recogida de enseres para las calles para que no estén llenas y poner más papeleras porque la gente lo tira al suelo. Hacer un Ávila más limpia y mejor».

Esta joven llegó al consejo cuando quedó una plaza libre en su colegio y destaca la importancia de esta actividad porque hay que «escuchar las necesidades de los niños, que nos entiendan ,y ver como vemos nosotros el mundo, que es totalmente diferente».

Ángela García destacó que era un día «especial» con los niños representantes de los diferentes colegios de la ciudad que iban a aportar sus «ideas», con cuestiones que, quizá, los adultos no perciben pero que son «importantes» porque «una ciudad la componemos entre todos».

manifiesto. El acto comenzó con la lectura de un manifiesto por parte de tres de los integrantes del Consejo en el que manifestaron su «interés y derecho a participar en la vida de la ciudad. Para ello, nos reunimos y trabajamos, aportando iniciativas para mejorar nuestra comunidad».

«Creemos que la sociedad debe y tiene la obligación de escuchar a los menores, porque somos también ciudadanos con ideas e intereses», aseguraron. 

«Desde el Consejo Municipal de Menores, podemos hacernos oír e informar a nuestros responsables políticos y de otras instituciones sobre lo que nos preocupa, con el interés de hacer una ciudad más feliz, que garantice que nuestra infancia sea mejor. Desde aquí, queremos recordar a aquellos niños y niñas que viven en otros países y que tienen mucho más camino que recorrer para conseguir una infancia en que se cumplan sus derechos a la sanidad, a la educación, al juego o al deporte», señalaron.