scorecardresearch

La red de hidrantes llegará a 691 con la instalación de 4

M.M.G.
-

El Consistorio finalizará en marzo la campaña de revisión, renovación y sustitución de las tomas de agua necesarias para los Bomberos, en la que se invertirán cerca de 80.000 euros

La red de hidrantes llegará a 691 con la instalación de 4 - Foto: Isabel García

La ciudad de Ávila contará a mediados del próximo mes de marzo con 691 hidrantes o bocas de incendio, los aparatos conectados a la red de agua y que ofrecen el caudal de agua necesario para los Bomberos en caso de fuego.

ElAyuntamiento de Ávila se encuentra en plena campaña de revisión, renovación, reparación y colocación de la red de bocas de incendio de la ciudad y de los polígonos industriales, 587 en la actualidad, pero que aumentarán con cuatro más gracias a la instalación de nuevos hidrantes en las calles Duque de Alba,Telares y Fernando Tomé, así como en la plaza de Las Losillas.

Así lo anunció este martes el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, durante la visita a la revisión del hidrante colocado en la calle Valencia del polígono industrial de Vicolozano.

«Ésta es la primera vez que se revisa la red de hidrantes de la ciudad desde que fueron colocados», destacó el edil abulense, que se refería a la gran antigüedad de muchos de ellos. «Éste, por ejemplo», dijo en relación al de la calle Valencia, «se colocó cuando se urbanizó el polígono».

El alcalde, que estuvo acompañado en su visita por el concejal de Servicios a la Ciudad, Javier Ajates; el  responsable jefe del servicio hidráulico del Ayuntamiento y jefe de Bomberos, Alberto Pato; y Jaime Lobato, jefe de Servicio de Aqualia, explicó que en este momento «son 132 los hidrantes que están ya revisados, han sido sustituidos o han sido revisados y limpiados para poder dar el mejor servicio a los ciudadanos».

Todo ello se está haciendo mediante unas obras que fueron adjudicadas a la empresa Aqualia y que suponen un desembolso a las arcas municipales de 78.000 euros. «Pero a la vez es una inversión, porque estamos invirtiendo en la mejora del servicio a los ciudadanos», subrayó Sánchez Cabrera, que recalcó cómo la red de hidrantes permite al cuerpo de Bomberos enganchar y cargar las motobombas para «apagar y extinguir los incendios con la mayor brevedad posible».

«Nos estamos encontrando con hidrantes que estaban atascados, que no funcionaban correctamente», prosiguió hablando el alcalde, que explicó que para ello, previamente, los Bomberos habían analizando uno por uno los hidrantes para ver qué actuación precisaban.«Y ahora es la empresa Aqualia la que está sustituyendo los que tiene que sustituir, arreglando, limpiando los estropeados y estamos colocando cuatro nuevos», aseguró el alcalde, que apuntó que, por ejemplo, la nueva boca de incendios de la calle Valencia quedará soterrada, para evitar congelamientos. «En nuestra ciudad los hidrantes sufren mucho por las bajas temperaturas y los cambios de presión y por lo tanto tenemos que mantenerlos y revisarlos», abundó.

Preguntado sobre la presencia de hidrantes en los barrios anexionados de Ávila, el alcalde de la ciudad reconoció que no en todos se dispone de esta instalación. «Porque la red de agua de los barrios anexionados no soporta los hidrantes», explicó. «Alguno de los seis barrios anexionados que tenemos no tiene suficiente presión como para poder aguantar hidrantes», argumentó su explicación. «Por eso se está trabajando en la posibilidad de colocar unos depósitos de emergencia, de manera que la primera carga, cuando llegue el camión y ya haya gastado el agua pueda cargar de esos depósitos de emergencia», anunció.