700 alumnos de la Ejecutiva, primeros en incorporarse

P.R.
-

El resto de los alumnos de la Básica irán llegando a lo largo de las próximas cinco semanas, de modo que este proceso formativo se dará por concluido el 31 de julio

700 alumnos de la Ejecutiva, primeros en incorporarse - Foto: Isabel García

GALERÍA

La Escuela de Policía reabre sus puertas

Cerca de setecientos alumnos de la Escala Ejecutiva del Cuerpo Nacional de Policía han sido los primeros en incorporarse al centro de formación policial después de pasar más de tres meses recibiendo formación on line a través de la plataforma digital. Los alumnos tuvieron que abandonar el centro como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19. De esta forma semana a semana se irán incorporando otros grupos,  a partir de la siguiente, ya de la Escala Básica, hasta completar los más de 3.600 alumnos que integran las tres promociones (una de la Básica y dos de la Ejecutiva)  que deberían haber permanecido en el centro hasta antes del verano. El último grupo estará hasta el 31 de julio. Después se reunirá la Junta de Evaluación y los alumnos solicitarán las prácticas, de modo que el proceso del curso de esta promoción durará hasta mediados de agosto.
Cada grupo permanecerá a lo largo de una semana en el centro de formación a lo largo del mes de julio. Durante este tiempo realizarán los exámenes finales y también  los ejercicios prácticos que no han podido ejecutar vía telemática. Ejercicios como las prácticas de tiro, defensa personal, ejercicios de utilización de los vehículos policiales o prácticas de ejercicios denominados Amok, que son respuestas ante ataques de algún tipo a la ciudadanía (con armas de fuego o armas blancas). En este caso ayer estuvieron supervisando estos ejercicios integrantes de los GEO de Guadalajara y de los GOES de Bilbao y La Coruña.
Protocolos de actuación. Para recibir a sus alumnos la Escuela Nacional de Policía se ha tenido que prepararse siguiendo las indicaciones que les han realizado las autoridades sanitarias. «Antes de venir todos los alumnos se han hecho una prueba PCR, al igual que los trabajadores y profesores del centro. Ninguna de las pruebas realizadas a este primer grupo han dado positivo», señalaba el director de la Escuela, el comisario principal José Luis Tejedor, quien señaló que  estas pruebas se les han realizado en las unidades médicas que la policía tienen distribuidas por toda España. También indicó Tejedor que a los alumnos se les ha dotado  de mascarillas, guantes y de todos los medios de protección como son los geles hidroalcohólicos. En la Escuela  se han marcado todos los pasillos con líneas de ida y de venida y puertas de entrada y de salida. «Creo que hemos tomado todas las medidas posibles», dijo Tejedor.
Los alumnos estarán alojados uno  por habitación; no cuatro, como es lo habitual y en cada sección serán diez u once alumnos, frente a los cuarenta y cuatro o cuarenta y seis que suele haber de forma habitual en cada una de ellas en un curso normal.
En cuanto al contenido que se imparte estos días, José Luis Tejedor reconoció que «hemos diseñado unas jornadas en las que hay exámenes y prácticas que no podían realizarse vía telemática».
Reconoció igualmente que la experiencia de la formación telemática que han tenido que utilizar es buena. «No nos engañemos, porque el futuro va por ahí. En la formación policial hay un componente importante de prácticas. No se puede enseñar telemáticamente cómo es un arma de fuego, defensa personal, educación física y determinadas técnicas de intervención requieren necesariamente hacerlas presencialmente, sobre todo para practicarlas, porque habitualmente hay que hacerlas en situaciones de riesgo y de estrés, estas se puedan tener mecanizadas para que no  haya que pensar para su realización y así poderlas ejecutar de forma rápida y automática».