A la espera de fútbol, sirve el oficio

A.S.G.
-
A la espera de fútbol, sirve el oficio - Foto: David Castro

2
Real Ávila
1
La Virgen del Camino
Finalizado
Los encarnados superan a La Virgen del Camino, que acabó con diez, en un partido poco vistoso. Mayorga y Garretas, sustituido por una profunda brecha en la cabeza, firmaron el primer triunfo del 2019

Necesitaba el Real Ávila ganar tanto como encontrarse a mismo. Logró lo primero, porque para lo segundo habrá que esperar aún.Le ayudará la vuelta de jugadores como Ortiz, que volvía al césped ante La Virgen del Camino, y debería ayudarle su primera victoria en un 2019 en el que aún no sabía lo que era ganar. Ya tiene la primera en sus manos después de una tarde en la que se imponía a La Virgen del Camino con más oficio que fútbol. Se tuvo que remangar el equipo de Jonathan Prado, que supo sobrevivir gracias al golazo de Mayorga, el cabezazo de Garretas –obligado a retirarse del campo por una profunda brecha en la cabeza– y la expulsión de Pablo, que dejó a La Virgen del Camino con uno menos por roja directa cuando se picó con RubénRamiro.   
Tarde mucho oficio y pocos halagos en una visita incómoda. Salió La Virgen del Camino de sus dominios, de Los Dominicos, pero se presentó en el Adolfo Suárez con las mismas ganas. No le bastó. Ya de inicio se encontró con Sergio Mayorga, que a los 10 minutos de partido abría el marcador con una volea para enmarcar que se colaba por la escuadra. Apenas un instante antes el extremo, este domingo por la derecha, había probado suerte con un disparo –minuto 9– cuya rosca a punto estuvo de sorprender a Isma, que desviaba con apuros a córner. Al saque de esquina llegó el gol. El ‘11’ la enganchó con la diestra desde fuera del área. No se lo pensó. El balón voló con fuerza para colarse por la escuadra. Primera oportunidad y primer gol de la tarde para un Real Ávila que aún buscaba su sitio sobre el césped ante un rival dispuesto a sacar provecho de la zozobra encarnada. Tuvo Eriz en sus botas la oportunidad de meter el miedo en el cuerpo a los encarnados cuando en el minuto 6 mandaba a las nubes una clara oportunidad ante Alberto, testigo bajo palos de un error grosero. Era de esas oportunidades que no se perdonan, pero perdonó.
El gol de los encarnados no aplacó a los leoneses,  con más balón que peligro. Los de Roberto Carlos Fernández se hicieron con el balón, pero no con las ocasiones. Porque elReal Ávila se asentó en su campo. Tras el gol, paso atrás, tan habitual esta temporada cuando los locales comienzan por delante en el marcador. Esau, Sergio y Matos trataban de mover a lo leoneses, dueños del balón aunque demasiado lejos de Alberto, tranquilo espectador en una tarde demasiado fría. Necesitaba encenderla el equipo encarnado. Necesitaba para ello encontrar a Peli, a Sergio Ramos, a Rubén Ramiro pero sobre todo a Juli, ofuscado entre los centímetros y los kilos de Fran y Cristian. En el cuerpo a cuerpo el duelo era de los leoneses.
Se ralentizó el juego. Ni le interesaba al Real Ávila ni le interesaba a La Virgen del Camino, aunque el marcador sonriera a los locales. Pasaban los minutos como losas.Porque el partido se jugaba a cámara lenta. Sin tensión, chispa ni ocasiones, el 1-0 mandaba en el luminoso como el único marcador posible. No despertaba el partido, aunque lo intento de nuevo Mayorga, que convirtió un pase largo en una ocasión. El ‘11’ la controló y entró hasta el fondo del área rival para poner el pase de la muerte a Juli, que llegaba por el centro. Se lanzó con todo, pero se estiró más Cristian, que mandó el cuero a córner. Era el 41’. Hasta entonces, nada.Hasta el final de la primera parte, tampoco.
Quiso ponerle otra velocidad el Real Ávila tras el paso por vestuarios. Dio un paso adelante Sergio Ramos, se enchufó RubénRamiro y Sergio Nieto quiso dejar claro que ha llegado para jugar. Yparece preparado. Trató de activarse el Real Ávila. El 1-0 tenía sus riesgos.Le costaba llegar a La Virgen del Camino a las inmediaciones del área, aunque llegó. Lo hizo Matos, que recuperó en el centro del campo para alcanzar con fuerza –minuto 55– el área encarnada. Forzó el córner, agobió a los encarnados y recordó que el partido aún no estaba decidido. Había mejorado el equipo de JonathanPrado, aunque no lo suficiente.Y sin embargo, en apenas tres minutos el partido dio un vuelco radical.
Se picaron RubénRamiro y Pablo cuando el leonés derribó al encarnado cuando éste quiso regatearle –minuto 59– en banda. Se tomaron la matrícula, se increparon, se tocaron... y lo vio Juan Bustos. Al menos a Pablo. Roja directa para el visitante por amagar con la patada. No se lo creían los leoneses.Fue el primer mazazo. El segundo vendría después, con el lanzamiento de falta y el 2-0 inmediato. Garretas, especialista en el remate, volvía a ver puerta una vez más a balón parado cuando su testarazo se colaba por encima de Isma. Con uno menos y 2-0 en el marcador los minutos empezaban a pasar a favor de los encarnados, mucho más cómodos sobre el Adolfo Suárez.
Con el partido sentenciado llegó el debut de Toni Miguel.Primeros minutos del centrocampistas en un tramo final en el que los leoneses, con uno menos, empezaron a sufrir. Con más espacios llegaron las ocasiones de los encarnados. Primero Edu, que tuvo el 3-0 cuando una mala salida de Isma dejó descubierta la portería. El disparo se estrelló contra el lateral red. Después Ortiz. Isma le sacaba con la puntera el mano a mano cuando el mediapunta recogía un balón suelto dentro del área.Quien encontraría el gol sería La Virgen del Camino.Con el tiempo cumplido Fran firmaba el 2-1. Fue sobre la bocina, por suerte. Un poco antes y el Ávila hubiera pedido la hora.