scorecardresearch

Los salarios subieron un 0,8% en la Comunidad en 2020

SPC
-

Los trabajadores temporales cobraron más que en 2019 y el recorte salarial a los extranjeros casi quintuplicó el de los españoles

Los salarios subieron un 0,8% en la Comunidad en 2020 - Foto: Europa Press

Los salarios bajaron un 0,6 por ciento en 2020, año en el que se declaró la pandemia, en contraste con las subidas del 5,6 por ciento y del 0,5 por ciento que experimentaron en 2018 y 2019, respectivamente, según el Índice de Precios del Trabajo (IPT) publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el caso concreto de Castilla y León es una de las cuatro comunidades autónomas en las que aumentaron los salarios, con ocho décimas más, por detrás de Murcia (+1,8 por ciento), La Rioja (+1,5 por ciento) y País Vasco (+1,1 por ciento).

Según la encuesta del INE, en 2020 trece comunidades recortaron los salarios y entre los territorios que pagaron un sueldo inferior al de 2019 destacan Baleares (-3,4 por ciento), Aragón (-2 por ciento), Andalucía (-1,6 por ciento), Asturias (-1,2 por ciento), Canarias (-1,1 por ciento) y Extremadura (-1 por ciento).

Este indicador mide la variación del coste salarial que pagan los empleadores por el conjunto de empleos existentes, pero sin estar afectado por los cambios en la cantidad y la calidad de los puestos de trabajo.

De esta forma, se descuenta el efecto composición que se debe, entre otros factores, a los cambios en el número de horas trabajadas, al tipo de contrato, características de los trabajadores, su antigüedad y su promoción profesional.

El retroceso salarial del 0,6% registrado en 2020 contrasta con la política salarial planteada en el Acuerdo Interconfederal para el Empleo y Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020, que recomendaba subidas salariales del entorno del 2% más un punto porcentual ligado a conceptos como la productividad, los resultados empresariales y el absentismo laboral.

La irrupción de la pandemia en marzo de 2020 llevó a muchas empresas a incluir a sus trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). De hecho, 3,4 millones de trabajadores llegaron a estar en un ERTE en el pico más alto de la pandemia, en abril de 2020.

Los datos del IPT muestran que el salario descendió aquel año tanto entre las mujeres (-0,5%) como en los hombres (-0,6%), subió un 0,6% entre los contratados de manera temporal y retrocedió en todos los grupos de edad, especialmente entre los trabajadores de 25 a 34 años (-1,2%).

Hostelería

Según esta estadística, las actividades económicas que presentaron los mayores incrementos salariales en 2020 respecto a 2019 fueron suministro de energía eléctrica y gas (+3,5%), Administración Pública (+2,9%) y actividades inmobiliarias (+1,8%).

Los mayores descensos de los salarios, por contra, correspondieron a actividades que se vieron muy afectadas durante la pandemia, con numerosos trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE): la hostelería, que recortó los sueldos un 7,9%; las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-3,4%) y los otros servicios (-1,9%).

Por tipo de contrato, el salario de los temporales subió un 0,6% en 2020, frente al retroceso del 0,8% entre los trabajadores indefinidos, mientras que, por tipo de jornada, los trabajadores a tiempo completo vieron recortar sus salarios un 0,2% y los empleados a tiempo parcial, un 3,1%.

Analizando los precios del trabajo por ocupaciones, las más elementales fueron las que lideraron el retroceso salarial en 2020, con una caída del 3%, seguido de los operadores y montadores de instalaciones y maquinaria (-2,1%). Los únicos incrementos salariales los registraron los técnicos y profesionales (+1,7%) y los directores y gerentes (+1,5%).

Por tamaño de empresa, los centros de trabajo con entre 1 y 49 empleados y los que cuentan con entre 50 y 199 trabajadores pagaron un 1,7% y un 0,6% menos a sus plantillas, en contraste con el incremento del 0,5% en los salarios abonados por las empresas de 200 o más trabajadores.

La estadística también muestra que en 2020 los trabajadores con entre 1 y 3 años de antigüedad en la empresa fueron los que más vieron recortado su salario en 2020, un 0,9%, mientras que el descenso más moderado se dio entre los más veteranos (21 o más años de antigüedad), con una caída del 0,1%.

Por edades, el sueldo bajó en todos los grupos de edad. El mayor retroceso se dio en la franja de 25 a 34 años (-1,2%), seguido del grupo de 35 a 44 años (-0,7%), de los menores de 25 años (-0,6%) y de los de 55 y más años (-0,4%). La caída más moderada se registró entre los trabajadores de 45 a 54 años (-0,2%).

Por nacionalidades, el IPT refleja un descenso del salario del 0,5% en los trabajadores de nacionalidad española, mucho menos pronunciado del que registraron los trabajadores extranjeros (-2,3%).