Sanidad prepara la licitación de la obra para radioterapia

B.M
-

La consejera, Verónica Casado, confirmó que el proyecto de ejecución ya está supervisado lo que mantiene a la de Ávila como el instalación más avanzada en la región dentro de las nuevas incorporaciones previstas

Sanidad prepara la licitación de la obra para radioterapia - Foto: David Castro

Dentro de la crisis sanitaria que estamos sufriendo y la consiguiente paralización o ralentización de muchos proyectos y procedimientos administrativos, a Ávila llega la buena noticia de los avances que se están produciendo para la instalación de la esperada unidad satélite de radioterapia que evite desplazamientos a los pacientes con cáncer. Se trata de una unidad muy demandada en la provincia, con el movimiento que en su día encabezó la Junta Provincial de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), y que ahora recibe la buena noticia de que ya se está preparando la licitación de la obra.
Fue la consejera de Sanidad, Verónica Casado, la que aseguró que el de Ávila es el proyecto que «más avanzado está» dentro de las diferentes unidades satélites que se pretenden poner en marcha en la región, de forma que ya está supervisado el proyecto de ejecución y se está preparando la licitación de la obra. Esta licitación es clave para que comiencen los trabajos para la ubicación de la unidad en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles, ahora que se cuenta con el proyecto redactado. Aún así, falta por concretar cuáles serán los plazos exactos en los que se darán los próximos pasos, es decir, fijar el presupuesto y cuándo se licitarán las obras y se llevarán a cabo para que la unidad sea una realidad en Ávila.
Precisamente la consejera explicó que el miércoles se produjo una reunión del grupo de trabajo de radioterapia de Sacyl, con diferentes jefes de servicios de Oncología Radioterápica, donde se apuesta, igual que es compromiso de la propia Consejería, dijo, por tener unidades satélites para evitar largos desplazamientos y facilitar la accesibilidad de este tipo de tratamientos. Esto teniendo en cuenta que «nuestra comunidad autónoma es la más extensa de España con poblaciones altamente dispersas y las unidades satélites van a facilitar la aplicación de este tipo de tratamientos», aseguró Verónica Casado, que insistió en que siguen trabajando en estas unidades, «que no son fáciles de poner porque tienen un diseño muy especial, necesitan materiales muy importantes y aceleradores lineales que tienen las connotaciones que tienen».
La consejera de Sanidad realiza estas declaraciones poco después de que se conociera un informe de la AECC y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica en el que se indicaba que Castilla y León es una de las comunidades con una situación «más crítica» en el acceso a la radioterapia. Sucede en una región en la que la red hospitalaria pública cuenta con unidades de radioterapia en los centros de León, Burgos, Salamanca, Valladolid y Zamora, mientras en Ávila, Palencia, Segovia, Soria y El Bierzo no disponen de aceleradores lineales.
Este mismo informe indica un coste medio de 1.100€ euros para los pacientes que necesiten recibir tratamiento de radioterapia. Se trata de una cantidad estimada a nivel nacional que en el caso de Ávila, según precisa el presidente de la junta provincial de la AECC, Ignacio Paradinas, sería mayor, aunque también hay que tener en cuentas las ayudas que aquí sí existen.
Explica Paradinas que este cálculo está hecho con unas distancias de unos 100 kilómetros «pero nosotros tenemos más del doble, los costes son mayores» y además hay que tener en cuenta otros factores como pueden ser los peajes si se va a Madrid. Serían, creen unos 1.000 euros más por paciente en Ávila y recuerda que ya en su día la asociación hizo su propio análisis que hablaba de un coste de unos 600.0000 euros para los 400 pacientes anuales que se suelen desplazar. De todas formas, matiza que en Castilla y León sí que hay ayudas, que también en su momento se luchó por mejorar, que llegan a desplazamientos y otros aspectos, aunque se «tarden en pagar». «El tema de las ayudas se mejoró y es razonable», insiste. No lo es tanto la «tortura» que puede suponer par los pacientes los traslados que tienen que realizar y la cantidad de horas que suponen. En este sentido recuerda una «contundente carta» que recibió hace unos días de un paciente que al que le quedan ocho sesiones e incluso «se está pensando en abandonar porque no es capaz de soportarlo».
Sí que cuenta la asociación con un piso en Salamanca y una residencia en Madrid (además de la de  Ávila) pero también reconoce Paradinas que los pacientes prefieren estar en sus casas, con sus familias, en momentos tan delicados como los que se viven cuando hay que recibir este tipo de tratamiento.
Y es por ello que es tan importante para ellos la instalación de la unidad satélite de radioterapia en  Ávila para la que él también ha recibido la confirmación de que el proyecto estaba supervisado y aprobado y se trabajaba en los pliegos para sacar las obras. En este contexto llega su petición de que el concurso llegue este mes para que las empresas puedan presentar sus ofertas en agosto y pudieran comenzar las obras en septiembre.